Los responsables de Black Toro Capital consideran que la estrategia adoptada por el fondo de private equity, basada en acudir al rescate de empresas que atraviesan graves ahogos financieros, tiene aún mucho recorrido en España. Y para probarlo pretenden seguir materializando operaciones. Es por eso que han empezado a concebir un nuevo vehículo, el tercero de la gestora, con el que buscan recaudar 350 millones de euros en 2018, indican fuentes conocedoras de la situación.

La entidad que dirige Ramón Betolaza ha iniciado conversaciones con potenciales partícipes en el fondo, de los que habría obtenido ya compromisos por valor de unos 150 millones, apuntan las mismas fuentes.

Este vehículo contará además con el respaldo del fondo de fondos del Gobierno, Fond-ICO Global, que el pasado noviembre aprobó una asignación de 50 millones para él. Esta inversión depende de que pueda constatarse que el vehículo en gestación respeta las condiciones exigidas en las bases de la novena convocatoria de la iniciativa pública, en la que fue elegido. La primera regla es que Black Toro Capital consiga el 50% del objetivo de captación.

Idéntica estrategia

El nuevo fondo de la gestora llega cuando ya están invertidos un 85% de los recursos de su predecesor, cerrado en diciembre de 2016 después de atraer 235 millones –un importe inferior al propósito inicial de 350 millones–, y cuando las perspectivas hablan de que las reservas aún disponibles se agotarán pronto. Black Toro Capital está a punto de materializar una operación que absorberá casi el total de ese saldo pendiente, señalan las fuentes.

La gestora de private equity se da hasta diciembre de este año para alcanzar los 350 millones previstos. Y es probable que no tarde mucho en dar el pistoletazo de salida a las compras, ya que parece contar con oportunidades suficientes para no reducir el ritmo de inversión seguido hasta ahora. Desde que salió al mercado, a finales de 2014, Black Toro Capital ha construido una cartera con siete participadas, entre las que se encuentran el fabricante industrial experto en fibra de carbono Carbures, las zapaterías Marypaz o el productor de helados Farga, al que apoyó en la compra de Grupo Kalise La Menorquina.

La intención de Black Toro Capital pasa por continuar adelante replicando la estrategia con la que se ha hecho un hueco en la industria española del private equity, y que considera que ha sido validada por los resultados obtenidos hasta la fecha. Las inversiones de la gestora se mueven en una horquilla que va de 20 a 75 millones de euros por empresa. El grupo aporta soluciones flexibles de capital y de liquidez a pymes españolas con unos ingresos a partir de 50 millones, compañías que son viables pero que padecen grandes necesidades de financiación.

Además de levantar el tercer fondo, este año deparará otros hitos al fondo de private equity. Black Toro Capital ha comenzado 2018 proyectando una salida parcial de Carbures, empresa en la que es accionista de referencia. La gestora ha abierto la puerta a esta opción ante el fuerte interés de diversos inversores institucionales internacionales por tomar una participación relevante dentro del grupo industrial, sobre todo ahora que éste ha anunciado que abandonará el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para ingresar en el Mercado Continuo.

Los responsables de Black Toro Capital tratarán, por tanto, de aprovechar ese interés al alza para traspasar una parte del paquete del 49,1% de títulos del que es dueño el fondo. Descartan, no obstante, una desinversión total.

Por Mamen Ponce de León / Expansión

Fuente: Black Toro Capital / Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

Axon moves into Cloud Technology

by Axon Partners Group

cloud technology axon

Zeleros strengthens its shareholder base...

by Professional Newco

Zeleros is supported by renowned industrial players from around the wo...

Photos Stream