Mediterrania Capital Partners, gestora de capital riesgo fundada por Albert Alsina, ha tomado una participación del 18% en la Universidad Privada de Marrakech (UPM), el mayor centro privado de educación superior de Marruecos. La gestora catalana, que en la actualidad está invirtiendo su segundo fondo, realiza inversiones de entre 10 y 20 millones de euros por operación –aunque puede llegar hasta los 25 millones– y en este caso se ha situado en la parte alta de esa franja, según fuentes financieras.

La UPM está controlada por su fundador en el 2005, el empresario marroquí Mohamed Kabbadj, y cuenta ya con otro socio financiero en el capital, el fondo británico Development Partners International, que entró en marzo del 2014. En la actualidad, ofrece una docena de titulaciones superiores en áreas como la dirección de empresas, el turismo y la gestión hotelera, las ciencias de la salud y el marketing digital, entre otras. Además, imparte alrededor de 60 MBA, másters y programas de doctorado tanto en Marrakech como en Dakar (Senegal), donde enseña medicina y otras disciplinas. La compañía factura unos 20 millones anuales, aunque con un fuerte crecimiento y perspectivas de incrementar sustancialmente esta cifra.

Los fondos aportados por Mediterrania se destinarán a la expansión de UPM por el continente africano, un proceso que ya está en marcha y que pasa por la compra de nuevos centros educativos. “África necesita más y mejor educación secundaria y universidades buenas, que muchas veces sólo puede ofrecer el sector privado”, explica Albert Alsina. Los que no tienen el dinero para irse a Europa buscan estos centros de formación en el continente. En el caso de UPM, la matrícula de un año se sitúa entre los 3.000 y los 6.000 euros, una cifra que está al alcance de la pujante clase media de varios países del Magreb.

Para Mediterrania, la entrada en UPM será la séptima en una empresa marroquí. Ha invertido en compañías del sector comercial, de medios de pago, un fabricante de camiones, de alquiler de coches, un fabricante de pasta y una firma tecnológica. “Apostamos por empresas con potencial que contribuyan a desarrollar el continente y que nos permitan recuperar la inversión con un retorno adecuado”, añade Alsina. Si se cumple el plan, Mediterrania estará cinco años en el capital de UPM, a cuyo consejo se incorporará Daniel Viñas, socio de la gestora. Con el segundo fondo invertido, Alsina y su equipo preparan ahora el lanzamiento del tercero, con hasta 300 millones como objetivo.

Por Lalo Agustina / La Vanguardia ( ver link )

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos