El fondo español ProA Capital prepara la venta en bloque de sus participadas, en una operación valorada en torno a 200 millones de euros, según fuentes financieras. A través de esta operación, el fondo dirigido por Fernando Ortiz podrá proporcionar retornos a sus inversores (los denominados limited partners) y abre las puertas a levantar un nuevo vehículo -el anterior lo cerró a finales de 2014 con 350 millones de euros- entre finales de este año y principios del próximo.

Este tipo de operación es muy habitual en el mercado estadounidense, pero no es muy frecuente todavía en España. De hecho, hasta la fecha sólo un fondo español había vendido en bloque sus participadas: fue Portobello Capital, que traspasó en 2015 siete de sus compañías a un grupo de inversores, con el grupo estadounidense Harbour Vest a la cabeza. Al igual que ocurrió con Portobello, ProA Capital también gestionará las participadas tras la venta.

Esta variante del capital riesgo (private equity) cada vez está ganando más peso en el mercado mundial con numerosas gestoras especializadas en las transacciones del denominado mercado secundario. Entre los posibles compradores para las participadas de ProA, tal y como apuntan las mismas fuentes consultadas, se encuentran gestoras especializadas en el mercado secundario como la propia Harbour Vest, Pantheon, Coller Capital, Partners Group o Arcano.

Estas gestoras montan diferentes vehículos -incluso, en ocasiones, crean vehículos para determinadas transacciones como ocurrió con el de Portobello- con el objetivo de adquirir posiciones y compromisos en fondos primarios de capital riesgo que quieren deshacer su inversión. Pese a ser muy habitual en el mercado internacional, este tipo de operaciones no suele hacerse pública, ya que todavía hay prejuicios y a veces se le da una connotación negativa.

La actividad de ProA

El fondo dirigido por Fernando Ortiz ha sido uno de los más activos en los últimos años aprovechando las buenas oportunidades que ofrece el mercado del middle market español. A finales de 2016 cerró dos operaciones que despertaron mucho interés entre los fondos de capital riesgo españoles. En octubre de ese mismo año se hizo con el 30% que ostentaba Goldman Sachs en Grupo Vips (cadena de restaurantes que gestiona las marcas del mismo nombre, Starbucks, Ginos, Fridays y Wagama) y dos meses más tarde con el fabricante de zumos y purés de frutas y verduras Go Fruselva -por el que se interesaron 3i, MCH y Nazca, entre otros-.

A principios del 2017 cerró la compra del líder español en producción y comercialización de uva de mesa sin pepitas. Con su última operación, ProA Capital realizó su primera compra fuera de España: adquirió la firma de recursos humanos MAW Men At Work el pasado junio. Además, la firma ha realizado diferentes operaciones de buy & build en sus participadas (compras de empresas complementarias).

En el traspaso en bloque de sus participadas todavía queda por ver si alguna de las últimas compañías adquiridas queda excluida de esta operación, tal y como suele ser habitual en este tipo de transacciones con las compras de empresas más recientes.

Por Araceli Muñoz / El Economista

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Se presenta oficialmente Araban, Aragón...

by Araban

El objetivo principal de Araban es convertirse en un lugar de encuentr...

Diapositiva de Fotos