La compañía de congelados La Sirena se enfrenta a las últimas semanas del proceso de búsqueda de inversores que inició hace ya unos meses. Según fuentes del sector, el fondo de capital riesgo británico OpCapita estaría ultimando con el equipo directivo de la empresa (actual propietario de La Sirena tras la marcha del fondo 3i) la compra de una participación significativa en la conocida compañía de productos congelados.

La operación, que ha recibido un total de 12 ofertas, podría cerrarse a finales de este mes o en las primeras semanas de agosto al estar en "un proceso muy avanzado, en una fase muy final". Fuentes conocedoras de la operación apuntaron a este periódico que en estos momentos las partes están en fase de due diligence, es decir, en una investigación de la compañía previa a la firma del contrato.

El acuerdo que se está poniendo encima de la mesa supondría para La Sirena volver a una situación anterior. Ya que una vez vendida la participación de control el equipo directivo de La Sirena volvería a tener una participación minoritaria en la compañía como tenía cuando el fondo de capital riesgo 3i compró la totalidad de la empresa en diciembre de 2005. A continuación, 3i desinvirtió y traspasó las acciones al equipo directivo.

La Sirena cerró 2013 con unas pérdidas de 5,7 millones de euros y con un descenso de la cifra de negocio del 10% hasta los 150,5 millones de euros. El patrimonio neto de la cadena de congelados también se vio afectado al descender desde los 11 millones a los 5,6 millones de euros.

El problema de la deuda

Aparte de las pérdidas que acumuló en 2013, La Sirena tiene un crédito sindicado que todavía no ha terminado de pagar. Las cuentas de la compañía correspondientes a 2013 arrojan que las deudas que tiene la compañía con las entidades de crédito ascienden a casi 96 millones de euros.

Concretamente, La Sirena tiene deudas a largo plazo con las entidades de crédito por valor de 88,9 millones de euros, mientras que las deudas a corto plazo con estas mismas se sitúan en 6,8 millones de euros. Según apuntan fuentes del sector, la operación de entrada de un nuevo socio conllevará una quita de la deuda por parte de los bancos acreedores. El porcentaje de la quita y la inversión del nuevo socio se desconocen por el estado en que se encuentra la operación. Lo que está claro es que "la quita será exclusivamente bancaria y no afectará, por tanto, a los proveedores".

Apertura de nuevas tiendas

Los fondos que La Sirena consiga captar con la operación de venta irán destinados previsiblemente a la apertura de nuevas tiendas, según fuentes consultadas por elEconomista.

La Sirena cumplió el año pasado 30 años de historia con un total de 237 establecimientos, de los cuáles 223 tiendas son propias y 14 son franquicias, según figura en su propia página web. Cataluña es la comunidad en la que tiene mayor presencia, con 177 tiendas, seguida de Madrid, que cuenta con 56. Un número que podría elevarse considerablemente en los próximos años teniendo en cuenta las dimensiones de la ciudad.

El fondo OpCapita, por su parte, es una sociedad de capital privado (private equity) fundada en el año 2006 que está especializado en invertir en negocios de la industria minorista, en consumo así como en la industria del ocio.

Virginia Martínez - elEconomista.es

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos