Nuevo golpe de efecto de Atitlan, el fondo inversor que nació hace una década, que se queda con la mayoría accionarial de uno de los gigantes empresariales de la Comunidad Valenciana que había sufrido duramente en sus carnes la crisis inmobiliaria.

La firma que dirigen Roberto Centeno y Aritza Rodero pasará a ser el dueño del 55% de uno de los mayores grupo empresariales de Castellón, Obinesa -el holding creado por Luis Batalla en torno a la constructora Lubasa-, según han confirmado fuentes cercanas a la operación.

Obinesa llegó a ser el mayor contratista de obra pública valenciano y durante el boom del ladrillo llevó a cabo una fuerte expansión inmobiliaria. Una estrategia que supuso disparar su deuda hasta más de 1.100 millones de euros y que en la última década ha lastrado al grupo, que ha llegado a realizar tres refinanciaciones en estos años. El último acuerdo incluía la posibilidad de que los bancos tomasen un 25% del capital en 2020.

Obinesa es dueña de las constructoras Becsa y Durantia, de la azulejera Saloni y de una de las mayores redes de concesionarios de coches de Castellón. También posee una división de materiales de construcción en tono a Cantera la Torreta, con Orígenes como marca, y una división de servicios y medioambiente, Tetma, además de concesiones de párkings.

Con la crisis y las refinanciaciones la familia Batalla creó Obinesa Grupo Industrial para separar estas actividades de la inmobiliaria por sus elevadas pérdidas, que sin embargo seguía en la holding Obinesa. El grupo consolidado cerró 2015 con pérdidas netas de 33,17 millones frente a los 108 millones del año anterior y una cifra de negocio consolidada de 377 millones.

La entrada de Atitlan supondrá precisamente una drástica reducción de la deuda de Obinesa, uno de las patas esenciales del acuerdo. Precisamente la necesidad de firmar con los bancos acreedores es lo que hará que la operación no pueda darse por cerrada, ya que según fuentes conocedoras está previsto que se lleve a cabo las distintas firmas en las próximas semanas.

Según adelantó Valenciaplaza, la operación supondría una quita de 360 millones de euros para Obinesa.

Por A.C.A./ Expansión

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Crowdbelievers: así son los nuevos ahor...

by Inveslar, The Urban Investors

Los datos apuntan hacia un nuevo ahorrador que vive en grandes ciudade...

Diapositiva de Fotos