Nadie está dispuesto a desaprovechar el viento que sopla a favor de la recaudación del private equity, y mucho menos las gestoras globales. Altamar es una de las últimas en añadirse al grupo de entidades que se han lanzado a la carretera en busca de recursos para levantar nuevos fondos con los que seguir operando antes de que se cierre la ventana de oportunidad.

Así, acaba de lanzar un vehículo con el que confía poder atraer entre 500 y 600 millones de euros. Se trata del bautizado como Altamar X Global Private Equity Program, que dentro del extenso catálogo de la gestora encarnará el decimoséptimo proyecto de inversión y que es el heredero de Altamar VIII, que se cerró en julio de 2016 después de recabar 500 millones.

El nuevo fondo quedó registrado en la CNMV el pasado 23 de marzo y ahora avanza en las tareas de captación, según constatan fuentes de Altamar. Ha sido concebido con una estrategia de inversión que huye de imponerse barreras y que, por el contrario, se abre a casi todas las posibilidades. Esto es, los recursos del vehículo servirán para tomar participaciones en fondos primarios y también en secundarios (que se hacen con posiciones en fondos primarios o carteras de participadas en bloque) o bien para materializar coinversiones directas en empresas.

Altamar X Global Private Equity Program enfocará tanto a transacciones de buy out (compras apalancadas) como de growth (adquisición de minorías sin recurrir a la deuda). Y respecto a las áreas geográficas que recibirán la inyección, la gestora apuesta por diversificar y prevé que Europa y Estados Unidos serán las regiones que acaparen mayor atención aunque sin descuidar oportunidades que puedan aparecer en mercados emergentes, en los que podría invertir hasta un 10% del fondo, según recoge la información con la que está distribuyendo el vehículo.

Oleada de fondos

Altamar X Global Private Equity no es el único proyecto que la entidad que encabeza Claudio Aguirre tiene en gestación. La firma también se encuentra inmersa en el fundraising de Galdana Ventures II, un nuevo vehículo para invertir en fondos tecnológicos, que busca captar 350 millones y que también fue registrado en la CNMV el 23 de marzo.

Asimismo, hace solo tres meses que remató su última propuesta exclusiva para operaciones de private equity secundarias: Altamar Global Secondaries IX. Este vehículo se ha completado con 541 millones, una cantidad próxima al hard cap o máximo posible de 550 millones. Y aunque dicho importe se sitúa a mucha distancia de las bolsas de recursos que levantan los gigantes del capital riesgo secundario, como son Ardian o Lexington Partners, ha convertido al fondo de Altamar en el cuarto con mayor potencial de todos los de esta categoría cerrados en el primer trimestre de 2018.

Este portfolio confirma a Altamar como una de las grandes gestoras españolas con vocación internacional y muchos brazos: private equity, venture capital, real estate, infraestructuras y crédito. El capital comprometido de la gestora se eleva hoy a 5.400 millones.

Por Mamen Ponce de León / Expansión

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Investindustrial, Sherpa y Axon: oleada ...

by Expansión

El private equity enfoca a la pyme española con una intensidad renova...

Diapositiva de Fotos