El nuevo vehículo de la gestora atrae 541 millones de euros. Cae la recaudación total del sector respecto a marzo de 2017: se captan 3.800 millones.

No es habitual ver fondos españoles a la cabeza de los ránkings de recaudación de la industria del private equity. Pero todavía menos si se trata de una clasificación de vehículos secundarios, cuya estrategia pasa por adquirir posiciones de partícipes en fondos primarios o carteras de participadas en bloque. Altamar Capital Partners ha conseguido, no obstante, acabar con esa pauta en este inicio de año.

Altamar Global Secondaries IX, como ha sido bautizado el nuevo vehículo de la gestora, le ha valido a la entidad española un hueco entre los cinco fondos recompradores más grandes del planeta cerrados en el primer trimestre de 2018, según los datos del servicio de estadísticas de Preqin, uno de los pocos que reúne información de todas las geografías. Un éxito que se explica, en parte, por la desaceleración de la recaudación global del sector.

En concreto, el nuevo proyecto para inversiones secundarias del grupo que dirige Claudio Aguirre se ha convertido en el cuarto con mayor potencial, con compromisos cosechados de 541 millones de euros. La primera posición ha sido para el tercer secondary de Portfolio Advisors, que se alza en este puesto después de recabar 1.500 millones de dólares (algo más de 1.200 millones de euros).

Altamar lanzó su vehículo en junio de 2016 con un propósito de captación de 500 millones de euros, y anunció el cierre el pasado febrero en una cantidad próxima al hard cap o máximo posible de 550 millones. El fondo enfoca a operaciones principalmente del mercado secundario que se produzcan en Europa, Estados Unidos o países emergentes, según consta en la información registrada en la CNMV.

El importe atraído por Altamar Global Secondaries IX se sitúa a mucha distancia de las bolsas de recursos que levantan los gigantes del capital riesgo secundario, como son Ardian o Lexington Partners, auténticos dueños y señores de esta industria. De hecho, esta última gestora se encuentra inmersa en la recaudación de un nuevo fondo por valor de 12.000 millones de dólares (unos 9.700 millones de euros). De alcanzar esta dotación, se convertirá en el vehículo secundario más relevante de la historia, arrebatando ese título al megafondo de 10.800 millones de dólares (8.700 millones de euros) que la francesa Ardian constituyó en 2016.

Retroceso

Los fondos secundarios cerrados hasta marzo recaudaron un total de 4.700 millones de dólares (unos 3.800 millones de euros). Este volumen de compromisos revela un fuerte retroceso respecto a idéntico periodo del año pasado, cuando se pusieron en pie 11 fondos por importe de 20.000 millones de dólares (16.200 millones de euros).

Con todo, esta caída sigue al récord de 2017, en el que este tipo de estrategia de inversión se aseguró 43.000 millones de dólares, siempre según Preqin. Y no parece significativa a efectos de apetencia de los inversores, dado que todos los vehículos recompradores cerrados en los tres primeros meses del año excedieron sus objetivos iniciales, dando continuidad a la tendencia del pasado año.

Los fondos secundarios disponen en la actualidad de 88.000 millones de dólares para invertir, 1.000 millones de dólares por debajo del máximo registrado en diciembre. A principios de abril se contabilizaban 34 secondaries en proceso de captación que buscan atraer entre todos 30.000 millones de dólares.

Por Mamen Ponce de León / Expansión

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

VozTelecom, participada por Inveready, c...

by Inveready

Los ingresos de su servicio Centrex, principal motor de captación de ...

Diapositiva de Fotos