Después de más de cuatro décadas de historia, la familia fundadora y dueña de Keraben se desprendió de la azulejera definitivamente hace unos meses. Sin embargo, su salida del fabricante cerámico de Nules (Castellón) no supone ni mucho menos que los Benavent pongan punto final a su actividad empresarial. La familia acaba de constituir un nuevo instrumento de inversión, la sociedad de capital riesgo Thalassa Capital Investments, a la que han aportado 47 millones de euros.

Un nuevo vehículo de inversión que han puesto en marcha de la mano de Arcano Capital. Desde la firma confirmaron la creación de este instrumento para invertir en activos alternativos, fundamentalmente private equity, aprovechando su experiencia en este sector. Arcano es una de las mayores gestoras de España en este tipo de activos, con un volumen gestionado y asesorado superior a los 3.700 millones de euros.

En el consejo de administración de la sociedad figuran como presidente Juan José Benavent Estrems y su hermano Enrique, ambos hijos del conocido empresario Rafael Benavent Adrián, alma mater de Gres de Nules- Keraben, aunque ya hace años que había dejado la gestión empresarial. Eso sí, el patriarca familiar sigue figurando como presidente de Modernas Iniciativas Empresariales, socio único de la nueva firma. Los hermanos Benavent entran en el capital riesgo después de conocer de primera manos a muchos fondos y firmas, aunque hasta ahora básicamente había sido al otro lado de la mesa en las negociaciones.

La familia ha protagonizado en los últimos años varias operaciones de calado en el sector. Así, a finales de 2015 dio entrada a Tensile que asumió el 77,3% de Keraben. En octubre pesado los dos socios vendieron el 100% al fabricante de alfombras británico Victoria, en un proceso en el que compitió con varios fondos. Si se tiene en cuenta que Keraben se valoró en unos 274 millones de euros, la participación de la familia se situaba en un precio de 62 millones. Además hay que tener en cuenta que Keraben repartió antes de la venta 45 millones en dividendo, de los que unos 10 millones brutos correspondían a la familia.

Pero además antes de salir de la joya familiar se realizó una reestructuración por la que Construplas, su filial de equipos de baño y platos de ducha de la marca Acquabella, pasó a las firmas francesas MBO Partenaires y Aquasourça, junto al equipo directivo que sigue dirigiendo Juan José Benavent, presidente de Thalassa.

La familia de Rafael Benavent, que de hecho comenzó con una empresa química de productos agrícolas, también mantiene inversiones en el sector citrícola y en el inmobiliario. Pese a esa experiencia, la nueva firma prevé invertir de manera generalista sobre todo en Europa y Estados Unidos, según fuentes conocedoras.

Por A.C.A./ Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Grupo Eurotex Consolidates its Presence ...

by COFIDES

To this end, COFIDES will provide a joint investment loan of 200,000 e...

Photos Stream