Los fondos disponen de una nueva herramienta para evaluar la RSC de las participadas.

«Es un movimiento que no tiene vuelta atrás: en unos años, los fondos que no se preocupen por este apartado estarán abocados a desaparecer». Así explica el responsable de una gestora de capital riesgo española la relevancia que están cobrando los principios de inversión responsable dentro de la industria del private equity. Aunque con retraso respecto a EEUU, esta corriente avanza en Europa y ya se ha colado en la agenda de las organizaciones que representan los intereses del sector.

La atención de los fondos por el buen gobierno dentro de las empresas en propiedad o por el impacto que la actividad de estas participadas tiene sobre el entorno ha estado relegada durante años, por detrás de casi cualquier otra consideración sobre la evolución de la compañía. Pero las cosas están cambiando, con los inversores institucionales como instigadores de un nuevo orden de prioridades en la valoración de las inversiones.

Algunos de los principales aportantes de recursos han incorporado los criterios de responsabilidad social corporativa (RSC) entre sus puntos de evaluación y estos factores cada vez pesan más a la hora de decidir cómo reparten la asignación para activos alternativos. Ante esta exigencia, las gestoras -que necesitan del respaldo de estos proveedores para levantar vehículos y materializar compras- se han visto obligadas a adaptarse. Las nuevas pautas se han ido introduciendo en el sector a través de la operativa de los grandes fondos pero solo es cuestión de tiempo que acaben calando en el resto de los estratos de la industria, aseguran los expertos.

Para ayudar a unos y a otros a desenvolverse en este terreno, la patronal europea del sector, Invest Europe (antes EVCA), lanzó el pasado jueves una iniciativa: una guía para realizar un análisis exhaustivo (due diligence, según se conoce en el argot financiero) dentro de la empresa enfocado en la inversión responsable. Se trata de un cuestionario que recoge preguntas básicas para medir los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza tanto de las participadas como de aquellas compañías en las que se pretende entrar.

Utilidad

Esta guía abarca diversas áreas como el impacto en el entorno, los procesos de salud y seguridad, los derechos humanos y las normas laborales y la cadena de suministro de la empresa. Y servirá para que las gestoras puedan identificar qué asuntos requieren un examen detallado, así como las oportunidades para evolucionar y reducir riesgos, indican desde Invest Europe.

«La inversión responsable es un tema crítico para los gestores de fondos de capital privado en Europa y este cuestionario proporcionará una guía valiosa sobre cómo evaluar y mejorar una amplia gama de factores medioambientales, sociales y de gobernanza», afirmaba en una nota el director general de Invest Europe, Michael Collins. Inversores institucionales, gestores y otros proveedores de servicios reunidos en la Mesa Redonda de Inversión Responsable de la organización han sido los encargados de concebir y desarrollar esta herramienta.

El año pasado, las entidades europeas de capital riesgo invirtieron más de 47.000 millones de euros en casi 5.000 empresas, según los datos de la patronal europea. El lanzamiento de esta iniciativa se inscribe en el compromiso de Invest Europe de elevar los estándares de transparencia y gobierno corporativo en la industria. En noviembre de 2015 la asociación actualizó su Manual de Normas Profesionales y Guías de Información a los Inversores, donde se recoge un completo código de buenas prácticas del sector.

Por Mamen Ponce de León / Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Inveready Convertible Finance realiza su...

by Inveready

Inveready se une así a una compañía de alto crecimiento liderando l...

Photos Stream