Para poder maximizar los talentos de las personas en cualquier rubro, es necesario prepararlas para el cambio, aplicar inteligentes estrategias de gestión de personas para que cada proceso d cambio no solo sea llevadero, sino que además permita que, en medio de la transición, sea cual sea, se obtengan los mejores resultados, dentro y fuera de las diferentes áreas de trabajo.

Entendiendo que la gestión de personas es un método para gerenciar al personal desde la individualidad de cada trabajador y entendiendo cuáles son sus talentos y cómo potenciarlos, más aún en los procesos de cambios. Estas son las claves más potentes ante el tan inesperado pero necesario cambio:

Aprender a romper la rutina

Ya que la gestión de personas sostiene que el recurso humano debe ser el patrimonio más importante de una empresa u organización, lo primero que debe perderse es el miedo a perder una rutina, ya que representan la zona de confort para el personal, y antes de que aparezca la monotonía es necesario accionar.

Pon a prueba las capacidades

No cabe duda de que el cambio pone a prueba la competitividad y capacidades en los talentos humanos, es por lo que la mejor manera de presentar un cambio es como una prueba a las habilidades laborales de la persona.

Perder el miedo al cambio como regla

Se debe implementar una política laboral donde la personas este libre del miedo al cambio, esto con dinamismo en rutinas y procesos, que no solo refresquen los circuitos de trabajo, sino que pongan a valer la innovación y creatividad.

Líderes comprometidos

Los procesos de cambio se dan con frecuencia si los altos directivos de verdad están comprometidos con los procesos de cambio, sino será una gran evidencia de fallas, así que este aspecto también es una prueba para los superiores.

Crear personas más comprometidas

El cambio potencia el compromiso en el ambiente laboral, una persona que no quiera cambiar no se siente involucrada ni en la capacidad de innovar, así que el cambio debe ser visto como una habilidad para sobrellevar lo desconocido.

Nadie es imprescindible, pero tienen una razón de ser y estar

Los cambios ayudan a armar un equipo multifuncional, son el gran empuje a que las personas desarrollen diversas habilidades, nadie es imprescindible en un trabajo, pero se sabe por qué y para qué esta ocupando ese puesto dentro de la empresa y eso es fundamental para ejecutar un proceso de cambio.

Todo cambio debe ser planificado

La planificación y monitoreo se convierten en la clave para sobrellevar un proceso de cambio, es importante que estos dos aspectos nunca se descuiden para poder prever situaciones de contingencia que siempre pueden suceder en periodos de transición.

Liderazgo a prueba

El liderazgo se pone a prueba más que nunca en un proceso de cambio, pues la persona que guía la situación debe potenciar su instinto y olfato empresarial para determinar cuáles serán las decisiones más importantes y quienes serán parte de este proceso.

Hacia dónde van los cambios

Visualizar el nuevo proceso, es la parte fundamental de todo cambio, esto puede previsualizarse antes de que el cambio ocurra, es por eso que debe contemplarse a manera de informe donde se puntualice el proceso de ejecución, pasos y sistemas posibles.

Armonizar los procesos entre el personal

Lo más importantes en un proceso de cambio son las personas, por eso el proceso de gestión de personas debe llevar consigo un ambiente agradable donde la comunicación sea efectiva, fomentar valores será una gran iniciativa en estos casos donde todo cambia para mejor.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Más de 50 emprendedores se citan en la ...

by Nuclio Venture Builder

Nuclio ya ha celebrado seis ediciones de su ejercicio de recursos huma...

Photos Stream