Por Santiago Millán Alonso / CincoDías

Movimiento de la operadora asturiana Telecable. La junta general extraordinaria de la empresa aprobó, por unanimidad, un plan para reducir el capital social en 238.275 acciones, representativas del 25,86% del capital. Cada acción tiene un valor nominal de 60,11 euros, con lo que la reducción del capital social de la teleco sería de 14,32 millones de euros, hasta situarse en 41,05 millones, repartidos en 683.028 títulos.

La compañía explicó que esta reducción de capital se realizará mediante el procedimiento de adquisición de acciones de la propia sociedad a los accionistas para su posterior amortización. “La finalidad de la reducción es la devolución del valor de las aportaciones a los accionistas mediante la adquisición por la propia sociedad de determinadas acciones de la empresa para proceder posteriormente a su amortización”, precisó Telecable. “Es una forma de retribuir a los accionistas”, explican fuentes del mercado, que indican que como contrapartida habrá una reducción de los recursos propios de la firma.

En este sentido, la compañía fijó el precio de la operación en 236,41 euros por acción, por lo que en el caso de que haya una aceptación total de la oferta para todos los títulos a los que se dirige, el precio total ascendería a 56,33 millones de euros.

The Carlyle Group pasó a convertirse en el primer accionista de Telecable al adquirir un 85% del capital a finales de 2011, en una operación en la que se valoraba a la empresa asturiana de cable en 350 millones de euros (fue una de las mayores transacciones en el capital riesgo en España en ese año). A su vez, y dentro de la transacción, Liberbank se mantuvo en la compañía con un 15% del capital. Carlyle adquirió un 77% del capital de Telecable a Liberbank y un 8% a Prensa Ibérica.

De acudir ambos accionistas en proporción a su actual participación, Carlyle percibiría en torno a 47,88 millones de euros, mientras que el resto correspondería a Liberbank.

Fuentes de Telecable explicaron que es una operación puntual por la buena situación financiera de la empresa. “Los asesores fiscales y financieros aconsejan reducir el capital”, indican estas fuentes, que añaden que el apalancamiento de la compañía está muy por debajo de la media del sector. Fuentes de Carlyle no quisieron hacer comentarios.

Movimientos corporativos

La compra de Ono por parte de Vodafone y la opa de Orange sobre Jazztel han desatado en los últimos meses las especulaciones sobre posibles movimientos corporativos en torno a las compañías de cable del norte de España: la gallega R, la asturiana Telecable y la vasca Euskaltel. Las tres están controladas actualmente por grupos de capital riesgo, CVC en el caso de R, Carlyle en Telecable, y Trilantic e Investindustrial en Euskaltel (junto a Kutxabank). Aun así, según fuentes del sector, cualquier movimiento probablemente tenga que esperar a que se aclare la regulación sobre el mercado de fibra.

Telecable, en cualquier caso, ha mantenido el crecimiento. La teleco tiene actualmente cerca de 165.000 clientes de banda ancha fija y 110.000 usuarios de telefonía móvil.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Alias ​​Robotics closes a 750k € p...

by Professional Newco

The startup founded in 2018 in Vitoria (Spain) focuses on the area of ...

Photos Stream