Telepizza se prepara para volver a la Bolsa española, tras casi una década sin cotizar. Sus principales accionistas, Permira y KKR, han optado por sacar a Bolsa la cadena de restauración y ya han presentado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un borrador del folleto de la operación, según han confirmado a EXPANSIÓN fuentes cercanas al proceso.

Si todo va según lo previsto, el objetivo de los accionistas es que la vuelta al parqué se produzca antes del 15 de mayo, aunque todavía quedan algunos detalles por concretar. Entre ellos, la horquilla de precios, aunque fuentes del mercado apuntan a que la compañía podría estar valorada en cerca de 1.200 millones de euros. Con un beneficio bruto de explotación (ebitda) previsto para 2017 de 80 millones de euros, esta valoración es de 15 veces ebitda, mientras que la media del sector se sitúa en un múltiplo de 18 veces.

Aunque los dueños de Telepizza están alineados y apoyan la salida a Bolsa, otro de los frentes pendientes es qué porcentaje exacto se colocará, aunque fuentes cercanas a la compañía explican que se situará entre el 50% y el 60%. Tanto Permira, que posee un 51% del capital junto a Carbal (sociedad de la familia Ballvé), como KKR (que controla un 36%) tienen previsto seguir en el accionariado. Lo mismo harán la otra media docena de fondos, entre los que se encuentra el británico 3i y que juntos suman un 13%, ya que están vinculados por un acuerdo a vender al mismo tiempo y en la misma proporción que Permira.

A finales de 2014, la cadena de pizzerías llevó a cabo una reestructuración de su pasivo, que le permitió reducir a la mitad su ratio de endeudamiento y mejorar su balance, allanando el camino para una futura salida a Bolsa, que finalmente se concretará este año si las conversaciones con la CNMV avanzan por buen camino y se reduce la volatilidad que están viviendo los mercados bursátiles desde finales del año pasado.

Aun así, los planes de salida a Bolsa son firmes y, de producirse un retraso, existe un calendario alternativo, aunque eso obligaría a reformular el folleto de la OPV. La compañía está asesorada en este proceso por Linklaters, mientras que la banca colocadora ha contratado a Uría Menéndez y Davis Polk. El asesor financiero es Rothschild.

Reflotar la compañía

Con esta operación, Permira podría así deshacer posiciones en una compañía en la que ya ha superado el plazo medio de inversión de una firma de capital riesgo. Ha pasado casi una década desde que se impusiera a Grupo Zena y CVC en una guerra de opas para hacerse con el control de Telepizza en 2006, que terminó con la salida del parqué de la compañía meses después.

Entonces, Pedro Ballvé, por aquella época dueño y presidente de Campofrío, asumió el liderazgo de la cadena de pizzerías, hasta que en 2012 Permira decidió relevarle y tomar el control. Tras varios ejercicios reduciendo el beneficio, la matriz registró pérdidas en 2013, situación que logró remontar en 2014. La gestión de Permira ha estado muy centrada en la expansión internacional del grupo para retomar la senda del crecimiento y mejorar el balance del grupo para poder plantear la salida a Bolsa.

En 2014, último ejercicio disponible, los ingresos de la compañía alcanzaron los 290 millones de euros, con un beneficio bruto de explotación (ebitda) de 60,2 millones de euros. Actualmente, el grupo emplea a cerca de 26.000 personas en todo el mundo, de los que 15.000 están en España.

A nivel internacional, Telepizza está presente en 15 países de Europa, Latinoamérica, Asia y África, con un total de 1.300 establecimientos en todo el mundo (de las que 650 están en España).

Por Sergio Saizana Antón / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Se abre 9ª Convocatoria de la acelerado...

by BerriUp

La aceleradora BerriUp ha lanzado una nueva edición dirigida a proyec...

Diapositiva de Fotos