La firma biotecnológica Specipig cerró el año pasado varias ampliaciones de capital por valor de 540.000 euros que permitirán culminar la creación de una nueva raza de cerdos con características adecuadas para la experimentación científica. La primera camada estará lista para la venta este verano.

La compañía, con sede en El Prat de Llobregat, frente al polígono de Mas Blau, incorporó durante 2015 dos nuevos socios que aportan pulmón financiero. El primero es la familia Sánchez Lafuente, los expropietarios de Laboratorios Gelos (fabricantes de Gelocatil), con una inversión de 230.000 euros a través de la sociedad Margema99. El segundo fue el business angel Carlos Aparicio, con amplia experiencia en el mundo médico, con 200.000 euros. A las sucesivas rondas también acudieron los socios ya presentes en la compañía.

Specipig, liderada por su director general, Jaume Amat, desarrolla una nueva raza de cerdo a partir de un cruce entre cerdo enano y cerdo convencional. El cerdo convencional es el animal utilizado en los estudios preclínicos en cuatro grandes áreas: farmacología, cirugía, validación de dispositivos médicos y alimentación funcional.

No obstante, plantea algunos problemas para los científicos. “En cambio, el cerdo enano exige un menor coste de alimentación, menor coste de fármacos, una mayor facilidad en el traslado del animal y ofrece más similitudes fisiológicas con la especie humana”, explica Amat. El cerdo enano de Specipig nacerá en julio tras el cruce genético en cuatro generaciones, un proceso donde han participado los genetistas del Institut de Recerca i Tecnologies Agroalimentàries (IRTA).

Specipig quiere ser un Contract Research Organization(CRO) especializado en modelo porcino, un centro de investigación y un centro de cría de animales. La compañía venderá tanto animales convencionales como la nueva línea genética. Actualmente, la biotecnológica ya suministra animales convencionales a los grandes centros médicos de Barcelona: Sant Pau, Clínic, Vall d’Hebron, Bellvitge y Parc Taulí.

La firma facturó 171.000 euros el año pasado, ya que vende cerdos convencionales. Cuando termine el presente ejercicio, Amat confía que la biotecnológica alcance unas ventas de 500.000 euros. En 2017, la firma debería lograr unos ingresos de 900.000 euros. Amat explica que en Europa apenas hay compañías que compitan en este campo.

Specipig fue fundada en 2012 por Bioemprèn, una plataforma que impulsa proyectos biotecnológicos, y la empresa Semen Cardona. En Bioemprèn, además de Jaume Amat, se encuentra Isabel Amat y Pere-Joan Cardona. Entre otros proyectos en los que la plataforma ha participado, están Archivel Farma, VCN Bioscience o Phyture Biotech.

Hasta la fecha, la compañía ha captado 807.175 euros por aportaciones directas y 575.000 euros en financiación gracias a operadores como La Caixa, Banco Sabadell, ICF o Enisa. En total, 1.382.172 euros .

Por Gabriel Trindade y Elena Ramón / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Talde repartió €64M en dividendos con...

by TALDE GESTIÓN, S.G.E.I.C., S.A.

Talde Promoción y Desarrollo, SCR celebra un año más su Junta Gener...

Diapositiva de Fotos