Por J. Zuloaga, S. Arancibia y JM. Cadenas / Expansión

El mercado inmobiliario cuenta con un nuevo jugador. Javier Botín, hijo del fallecido expresidente de Santander, ha irrumpido en la compra de activos residenciales de la mano de una de las filiales de su sociedad financiera, JB Capital Markets.

Ante el creciente volumen de pisos y créditos inmobiliarios de la banca a la venta, Savia Asset Management –filial de JB Capital– ha decidido en los últimos meses crear su propia plataforma de gestión del ladrillo.

Al contrario que los grandes fondos internacionales, que en los últimos años han comprado gestoras inmobiliarias de los bancos, Botín ha creado la suya desde cero, a través del equipo ya montado en Savia y que hasta ahora estaba especializado únicamente en deuda impagada.

Así, esta filial de JB Capital Markets ha contratado en los últimos meses a 120 agentes de la propiedad inmobiliaria (Apis), centrados principalmente en Madrid y la costa mediterránea, y ha cerrado las primeras adquisiciones de carteras hipotecarias y de activos adjudicados de la banca.

Actividad en auge

Según el primer ejecutivo de Savia, Antonio Carballo, “en España queda mucho por vender, este año y los dos próximos”. Y, añade que el interés por parte de inversores internacionales es máximo: “Ya nadie teme a España como economía, estuvimos en el punto de mira, pero pasó”.

Carballo lleva las riendas de esta sociedad como director general, cofundador y accionista. Antes de recalar en Savia trabajó en Vesta, Genworth, Moody’s, Barclays y Credit Suisse. El presidente de la filial es el número dos de Javier Botín, José Manuel Hernández Beneyto, un exdirectivo de Santander.

Savia cuenta actualmente con 90 profesionales encargados de la gestión de deuda distressed. Además, colabora con varias agencias independientes, para la recuperación de créditos, lo que le permite tener en total 200 empleados enfocados en maximizar la rentabilidad de las carteras compradas.

Esta firma gestiona en torno a 5.000 millones de euros de créditos impagados corporativos, de consumo, hipotecarios y propiedades inmobiliarias. Savia coinvierte –de forma minoritaria– de la mano de socios extranjeros, y posteriormente gestiona la cartera. También ofrece servicios a terceros. Su estrategia pasa por comprar grandes paquetes de deuda problemática con elevados descuentos y recuperar un porcentaje superior al previsto.

Carballo cifra en 10 los socios internacionales con los que trabaja Savia, aunque por confidencialidad descarta revelar el nombre. En las compras de carteras llevadas a cabo en los dos últimos años se ha aliado a fondos como York Capital, Yorvik, Perry Capital, Marathon y Axonic.

Mercado maduro

Carballo explica cómo ha evolucionado el mercado de la deuda distressed en los últimos años, que según él, se empezó a animar coincidiendo con la creación de Savia, a comienzos de 2012. “Hasta 2012, había un estigma para la venta de activos problemáticos de la banca. Ese año y los dos posteriores sirvieron para que las entidades sepan cómo estaban. Y ahora el mercado ya es maduro y veremos grandes operaciones en los próximos años”, explica el director general de Savia.

Según este directivo, durante los últimos tres años ya se han vendido entre 60.000 millones de euros en créditos no estratégicos de la banca, sin contar grandes traspasos como el Proyecto Octopus–la venta de 4.500 millones en créditos de Eurohypo– y el Proyecto Hércules –6.500 millones en hipotecas problemáticas de Catalunya Banc–.

Inicialmente, Savia no pujará por proyectos como Big Bang, en el que Bankia vende 4.800 millones en adjudicados, sino por carteras de tamaño medio.

Fuente: Expansión

http://www.espansion.es
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos