Banco Sabadell se consolida como una de las entidades más activas en la venta de grandes carteras de deuda para sanear su balance. El banco que preside Josep Oliu acaba de cerrar su primera gran operación del año, bautizada como Proyecto Corus, y que implica desprenderse de 1.000 millones de créditos fallidos, que tenía totalmente provisionados. Se trata de la mayor cartera que ha sacado hasta ahora al mercado Sabadell, ya que todas las operaciones anteriores no habían superado los 800 millones.

Esta cartera ha sido adquirida por un consorcio integrado por Grove Capital Management y Lindorff, que han pagado alrededor del 5% del importe global de los créditos adquiridos, es decir, unos 50 millones de euros. Esta cifra se traducirá íntegramente en plusvalías en la cuenta de resultados de Sabadell.

La cartera Corus está compuesta por préstamos morosos unsecured, es decir, sin garantía, correspondientes a créditos al consumo y de tarjetas de crédito. Grove se ha hecho con operaciones de financiación que suman alrededor de 800 millones, que ahora gestionará para intentar recuperar el máximo posible. Este fondo es propiedad de Blenheim Chalcot y de Encore Capital Group –una de las mayores empresas de recobro a nivel mundial– y, a finales de 2015, compró a Santander otra cartera de fallidos de 400 millones.

Precedentes

Por su parte, la noruega Lindorff se ha quedado con los 200 millones restantes de la cartera Corus. Este fondo acaba de adquirir también en España el 94% de la inmobiliaria Aktua, que gestiona los pisos y la deuda de BMN, Ibercaja y parte de los de Santander.

No es la primera vez que Lindorff se hace con activos de Sabadell. En 2014 la compañía adquirió por 162 millones la división de recobro de deuda del banco, asumiendo también su plantilla.

En los últimos tres años, el banco que lidera Jaume Guardiola ha traspasado carteras de deuda para sanear su balance por un importe que supera los 5.300 millones de euros (ver cuadro). Además de fallidos vinculados a tarjetas y préstamos personales, ha vendido préstamos morosos concedidos a promotores inmobiliarios e incluso una cartera de 5.000 pisos en régimen de alquiler que fue adquirida por el fondo americano Blackstone.

Por importe, el Proyecto Corus es el mayor que se ha puesto hasta ahora a la venta, pero pronto podría ser superado por Normandy, una cartera de 1.700 millones en créditos dudosos inmobiliarios que el banco tendría actualmente bajo estudio.

Por otro lado, Sabadell ha sacado ya al mercado otra operación, bautizada como Pirene y asesorada por KPMG, con 460 millones en activos problemáticos ligados a promotores.

Según las cuentas del primer trimestre, Sabadell acumula ahora un saldo de activos dudosos de 11.674 millones de euros, cifra un 27,3% inferior a la registrada hace un año. Así, en sólo doce meses, la entidad ha dado salida a activos tóxicos valorados en 3.189 millones, de los cuales 670 millones en el último trimestre. Si al saldo de préstamos dudosos se añaden los inmuebles adjudicados, el total de activos problemáticos asciende a 20.867 millones, un 14,6% menos que en marzo de 2015. La ratio de morosidad se sitúa en el 9,45%, aunque cae al 7,50% si se incluyen también los activos de TSB, la filial británica de Sabadell, que no tiene activos tóxicos en su balance.

Según las cifras recopiladas recientemente por KPMG, Deloitte, N+1 y PwC, la banca española todavía tiene pendiente librarse de activos problemáticos que suman 350.000 millones de euros.

Desinversiones

En los últimos cinco años, las entidades financieras han realizado desinversiones por un importe de 65.000 millones, con Sabadell, CaixaBank y Bankia como entidades más activas. Estos tres bancos habrían vendido créditos tóxicos e inmuebles adjudicados por 17.000 millones.

Estas cuatro consultoras consideran que el proceso de evacuación puede prolongarse todavía diez años más. Según KPMG, 2016 se perfila como un año récord, ya que las ventas de carteras podrían alcanzar los 19.500 millones de euros, convirtiendo el ejercicio en el segundo mejor de la historia, por detrás de 2014, año en el que se superaron desinversiones por 21.600 millones.

Por Sergi Saborit / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

H.I.G. WhiteHorse Provides Refinancing a...

by H.I.G. Europe

Recoletas is a family-owned Spanish hospital group headquartered in Va...

Diapositiva de Fotos