Por Elena Arrieta / Expansión

Las start up tecnológicas tienen en España una oferta generosa de business angels, incubadoras, aceleradoras y otras fuentes de financiación y ayuda a los emprendedores. A partir de un determinado tamaño, no obstante, las opciones se reducen drásticamente.

Aquellas jóvenes compañías escalables y globales, muchas de las cuales requerirán de inversiones superiores al millón de euros para crecer internacionalmente, se ven obligadas a buscar apoyo financiero en Reino Unido, Alemania o Estados Unidos. Con la ambición de cubrir este gap nació en 2013 el fondo de capital riesgo Seaya.

Con un tamaño de 57 millones de euros, se trata de uno de los mayores fondos de inversión en start up del panorama nacional, y el único con importes de hasta ocho millones de euros. «Hay muy buenos proyectos en España y en Latinoamérica. Con un poco de apoyo, algunos pronto se convertirán en grandes multinacionales», afirma Beatriz González, cofundadora de Seaya.

Más de 500 millones de hispanohablantes en el mundo son razón suficiente para confiar en el potencial de los proyectos nacionales, aun cuando existen muy pocos casos de éxito a los que aferrarse. «Se pueden obtener muy buenos exits en nuestro país, pero hay que trabajarlos mucho» , confía González.

«Muchas compañías tecnológicas de gran potencial siguen quedándose en el camino por no conseguir apoyo en sus etapas de crecimiento», confirma esta ejecutiva, para quien «en España debería haber un mayor número de fondos que cubran el espacio entre los primeros pasos de una empresa y su potencial salida a Bolsa o venta a un grupo mayor. Es una cuestión de tiempo», opina.

González y su socio, Michael Kleindl, son nombres conocidos en el sector inversor nacional. Kleindl fue uno de los primeros business angels de BuyVip (de la que salió tras integrarse en Amazon) y SinDelantal.com, y ha sido socio fundador de grupos como AdLink, del que fue consejero delegado hasta 2003; Zanox (vendida a Axel Springer), Smartclip (ahora propiedad de la británica Adconion Media Group) o Plenummedia.

González, por su parte, trabajó en el departamento de análisis de valores de Morgan Stanley en Londres, en el fondo español Excel Partners, en el americano Darby Overseas Investments (centrado en el mercado mexicano) y dirigió durante seis años el programa de private equity del fondo de pensiones de Telefónica.

¿Burbuja puntocom?

«Se critica mucho la abundancia de capital semilla en España. Se habla incluso de 'burbuja'. Nosotros creemos que es positivo que haya interés y liquidez para el emprendimiento. El mercado se encargará por sí solo de solucionar cualquier posible desajuste», comenta Kleindl.

«En los dos o tres últimos años el ecosistema emprendedor español ha evolucionado mucho, pero nos encontramos aún al comienzo del camino», sostiene Kleindl. En su opinión, faltan, además de una mayor cantidad de fondos para rondas de financiación B, C y en adelante, «grandes empresas dispuestas a comprar start up. Casos como el de Tuenti –adquirida por Telefónica en 2010– son muy excepcionales en España».

Seaya es un venture capital atípico. Con una estrategia más similar a la de un fondo de private equity, toma posiciones relevantes (incluso mayoritarias) en el accionariado de sus participadas, algo poco habitual entre las inversiones en start up. «Cada negociación es diferente, pero en todos los casos nos involucramos al máximo con los proyectos. No compartimos el modelo de algunos fondos americanos, que invierten en una gran cantidad de firmas, con la confianza de que dos de cada diez pegue el pelotazo. Nosotros creemos que todas las compañías en las que participamos tienen potencial de llegar lejos», comenta Kleindl.

González tiene claros cuáles son los proyectos interesantes para Seaya: «Empresas digitales con un modelo de negocio probado y en crecimiento, que operen en un sector donde se estén produciendo movimientos corporativos, y que necesiten fondos para salir al exterior, lanzar un vertical o invertir en acciones de márketing».

Y continúa: «La clave del éxito está en contar con un buen equipo y estar en el sector adecuado. Todo lo demás es secundario».

Objetivo: México

Seaya está enfocado especialmente en start up con intereses en Latinoamérica, en concreto en México, mercado que Kleindl conoce en profundidad. «Es un país de 120 millones de habitantes, que crece muy rápidamente y donde el sector online ofrece grandes oportunidades. En febrero inyectamos cuatro millones de dólares en un comparador de seguros llamado ComparaGuru.com, entre otros motivos, porque su competencia local es muy escasa. Además, el gap de inversiones es aun mayor que en España», explica.

SinDelantal México, su primer 'exit'

Desde su nacimiento, en 2013, Seaya ha entrado en el capital de 6 firmas; todas ellas puntocom con clara vocación internacional. Su primera desinversión, cerrada el pasado febrero, llegó «mucho antes de lo previsto», confiesa González.

Se trata de SinDelantal México, por la que el gigante de la comida a domicilio Just Eat puso una «atractiva oferta» sobre la mesa. Seaya, que llevaba sólo un año y medio en la compañía –frente a los 3 ó 4 años planeados–, asegura que la operación ha sido «muy positiva. Ya hemos devuelto el 60% de lo desembolsado por los inversores», revela.

En octubre de 2012, Just Eat adquirió SinDelantal.com, a excepción de su filial mexicana. Desde verano de 2013, Seaya poseía la mayoría de su capital.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

El fondo Oakley Capital entra en España...

by Professional Newco

El importe de la transacción no ha sido desvelado oficialmente, pero ...

Diapositiva de Fotos