Por José Orihuel / Expansión

El grupo especializado en el tratamiento y suministro de acero inoxidable Irestal cerrará esta semana –salvo contratiempos de última hora– una operación a tres bandas que le permitirá cancelar su deuda bancaria a largo plazo, capitalizarse y afrontar nuevos proyectos.

Desde hace meses, Irestal, empresa familiar dirigida por Joaquim Boixareu, mantiene negociaciones con un grupo de ocho bancos y con Black Toro Capital (BTC), el fondo de capital riesgo vinculado a la sociedad de valores Trea, para asegurar la continuidad de la compañía.

Irestal se ha visto castigada por la crisis y su cifra de negocio, que llegó a 500 millones de euros, ha descendido drásticamente, un proceso en el que ha sido también determinante la venta de negocios en el exterior. El grupo emplea a 406 personas y registró unas ventas consolidadas de 130 millones de euros en 2014.

La operación consiste en una aportación a Irestal de diez millones de euros por parte de BTC. Se trata de un préstamo participativo convertible, que el fondo podrá capitalizar en un plazo de dos o tres años, en función de una serie de circunstancias.

Además, el fondo liderado por Carlos Tusquets y Ramón Betolaza –directivos de Crea– comprará la deuda bancaria a largo plazo de Irestal, que asciende a 30 millones de euros y se reparte entre BBVA –directamente y a través de Catalunya Banc –, Bankia, el Institut Català de Finances (ICF), Banco Sabadell, Abanca, La Caixa y Banco Espirito Santo (BES). Éstas son las entidades con las que, por dos veces, Irestal refinanció deuda, en 2011 y a finales de 2013.

Ahora, estos bancos están dispuestos a vender sus créditos a Black Toro con un descuento del 75%, según fuentes cercanas a la operación, aunque las negociaciones se han retrasado por la disparidad de criterios con la entidad portuguesa BES. El fondo transformará estos 30 millones de deuda en otro préstamo participativo, en este caso, no convertible.

Irestal elevará sus fondos propios en 40 millones de euros y recortará sensiblemente su pasivo financiero, que, según algunas fuentes, quedaría en menos de 20 millones de euros de deuda a corto plazo.

Cuando Black Toro capitalice su préstamo convertible de 10 millones, tomará alrededor del 40% de Irestal. Este porcentaje podría incluir el 12% en poder de otra firma de capital riesgo, MCH, que saldrá de la compañía.

Nuevo consejo

La familia Boixareu tendrá el 60% del capital y seguirá llevando la gestión de Irestal, con el acompañamiento de BTC. El nuevo consejo de administración tendrá cinco vocales: tres miembros de la familia propietaria, Betolaza, Tusquets y un independiente.

Como paso previo a esta operación, Irestal se ha ido desprendiendo desde finales de 2013 de una parte significativa de su actividad internacional y ha vendido sus negocios en Chequia, Polonia –excepto un centro en el sur del país–, Eslovaquia, Ucrania y Alemania, país donde obtenía el 40% de sus ingresos.

El grupo sigue presente en España –donde tiene cinco empresas–, Portugal, Francia, Gran Bretaña, Rusia, Estados Unidos y China.

Irestal dispone de tres centros de servicios de acero inoxidable, tres plantas de tubo soldado y una red de 21 centros de distribución.

Fuente: Expansión

http://www.espansion.es
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

ViaGalicia, Lanzadera y Orizont lideran ...

by Professional Newco

El informe registra un centenar de aceleradoras en España, con una cl...

Diapositiva de Fotos