El nombre de Cardumen Capital resuena con fuerza en nuestro país y en uno de los ecosistemas de innovación más potentes del mundo: Israel. De esta fortaleza son responsables Igor de la Sota y Gonzalo Martínez de Azagra, dos empresarios españoles que fundaron esta gestora de fondos con la meta de convertirla en líder de venture capital en España. Y van por buen camino…

¿Cómo comenzó Cardumen Capital? ¿Cuál es vuestra filosofía y target de inversión?

Cardumen Capital surgió cuando identificamos excelentes oportunidades de inversión en un ecosistema de difícil acceso como es Israel. En ese momento, Cardumen Capital se constituyó para ofrecer acceso a inversores globales a las disrupciones tecnológicas del mercado de Israel. En este mercado, nuestro equipo contaba con una amplia trayectoria y experiencia en la última década por haber sido responsables de la apertura y liderazgo de las oficinas de Samsung Ventures y Accenture en Israel.

La gestora nació con una ambición global y con vocación a largo plazo. Con nuestro primer vehículo, Cardumen Capital fue la primera gestora en alcanzar un tamaño de €60M sin contar con financiación pública. El fondo está enfocado en el mercado de alta tecnología de Israel, apoyándonos sobre el track record y conocimiento del equipo.

Nuestra estrategia consiste en co-invertir con líderes corporativos y financieros a nivel mundial. El fondo se centra en las tres áreas transversales que engloban la totalidad de las tecnologías de la transformación digital: industria 4.0, movilidad, robótica, nube y muchas más. Estas tecnologías van a determinar el futuro de la gran mayoría de industrias y por eso decidimos posicionarnos en ellas. Invertimos en equipos de élite con experiencia en el sector en el que operan y con experiencia trabajando juntos.

¿Por qué Israel? ¿Cuáles son las similitudes y diferencias entre los emprendedores de nuestro país y los de Israel?

Israel es uno de los ecosistemas tecnológicos más dinámicos del mundo, con mayor énfasis en "Deep Tech" y soluciones B2B que Silicon Valley. Israel destaca por su claro liderazgo en innovación siendo el país del mundo que dedica mayores recursos de I+D+i como porcentaje de su PIB (4,2% o 3,5 veces más que España). Es un mercado que cuenta con más de 350 centros de I+D de multinacionales líderes, con una inversión anual de €8.200M en Venture Capital y €21.000M de desinversión (en 2019) y donde más de 260 empresas han alcanzado un IPO en NASDAQ desde los años 80. Israel también es el país con mayor inversión en venture capital per cápita del mundo, 2,5 veces más que Estados Unidos y 30 veces más que España.

Los emprendedores israelíes son algo diferentes a los españoles. En nuestra opinión los emprendedores israelíes buscan resolver problemas más ambiciosos que los de sus homólogos españoles. Se lanzan a emprender con menos dudas y más decididos. Por otra parte, el nivel de maduración del ecosistema hace que ya haya muchos ejemplos de emprendedores exitosos en Israel y eso atrae al mejor talento a emprender. En España, a pesar de los grandes avances, todavía el emprendimiento no es la primera opción de muchos de los profesionales mejores cualificados. Por eso tenemos una menor densidad de startups per cápita y por eso todavía existe potencial para que el ecosistema continúe creciendo y mejorando.

¿Cómo valoráis la colaboración con Elewit y qué consideráis que nos podéis aportar?

La estrategia de Cardumen Capital gira en torno a las grandes corporaciones. Creamos una relación simbiótica con ellos ofreciéndoles oportunidades, conocimiento, mejores prácticas y contactos. A cambio, la gran corporación invierte y fortalece nuestro perfil como expertos corporativos dentro del mercado al contar con acceso directo a las unidades de negocio y sus recursos técnicos.

Nos enorgullece que Elewit haya decidido depositar su confianza en nosotros. El poder trabajar con Elewit es una enorme fuente de apoyo para nuestra marca y posicionamiento dentro del ecosistema tecnológico de Israel, pero también una gran responsabilidad. Confiamos en que a través de nuestros servicios que llevamos perfeccionando durante más de una década (con Samsung, Accenture, Repsol, Innocells, etc.) le añadamos mucho valor a través de inversiones, POCs (proof of concepts) y otras colaboraciones exitosas.

Nuestro objetivo es lograr resultados en forma de colaboraciones o inversiones en empresas israelíes para Elewit. Desde la formalización de la entrada de Elewit en nuestro fondo, hemos revisado 75 empresas dentro de las áreas de interés de Elewit. Durante este proceso hemos refinado y entendido las necesidades de Elewit y esperamos conseguir la iniciación de una colaboración exitosa en el próximo año.

En estos 11 años de experiencia analizando y gestionando fondos, ¿cuáles son las principales lecciones aprendidas?

No aconsejaríamos a inversores sin experiencia invertir directamente en startups. En venture capital se suele decir que se requieren $100M de inversiones para aprender a ser inversor. Nuestro equipo ha liderado inversiones por valor de $250M. Invertir en un fondo no es garantía de éxito, pero reduce el riesgo significativamente con diversificación, procesos y metodología. El ciudadano inexperto no dispone ni de la experiencia ni de recursos para una due diligence adecuada y muchas veces no diversifica, con consecuencias negativas.

La segunda lección es que la innovación abierta dentro de una gran corporación debe ser un compromiso a largo plazo para realmente tener un impacto positivo en la organización. El impacto podrá ser en el conocimiento del mercado, en la absorción de mejores prácticas, en un impacto cultural y, por supuesto, un impacto directo en la cuenta de resultados como consecuencia de la adopción de tecnologías que mejoren la competitividad de la empresa.

¿Cómo valoráis el ecosistema de innovación y emprendimiento en España?

En España el ecosistema está todavía en fase de maduración. Los éxitos de los últimos años están generando efecto llamada y atrayendo a más y más talento al mundo del emprendimiento. Emprender en España es más duro que en Israel porque existe una menor infraestructura de apoyo, aunque esto está cambiando muy rápidamente. Asimismo, culturalmente España sigue siendo más aversa al riesgo y solamente en los últimos años se ha empezado a valorar más a los emprendedores desde la sociedad. El apoyo y el liderazgo de empresas como Elewit son claves para que el ecosistema español avance hacia un mayor dinamismo. En Cardumen Capital somos optimistas sobre el futuro a medio plazo de los ecosistemas españoles y europeos.

Sobre Igor de la Sota

Fundador y General Partner de Cardumen Capital. Cuenta con más de 15 años de experiencia en finanzas corporativas y capital riesgo. Anteriormente, Igor trabajó en Hilco Capital, empresa líder de capital riesgo donde fue nombrado Country Head para España y Portugal. Licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Newcastle y MBA por el IESE.

Sobre Gonzalo Martínez de Azagra

Fundador y General Partner de Cardumen Capital. Cuenta con más de 15 años de experiencia en tecnología y venture capital. Anteriormente, Gonzalo fundó y dirigió la oficina de Samsung Ventures en Israel, desplegando más de $120M de capital e invirtiendo en exitosas empresas adquiridas por Apple, Intel y Google, entre otras. Licenciado en Ingeniería Eléctrico Electrónico por el Imperial College de Londres y Telecom de París, en Economía por la London School of Economics y MBA por la Universidad de Berkeley. También es un Kauffman Fellow.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Ardian crea el grupo MonBake tras cerrar...

by Ardian

Ardian, uno de los mayores fondos de inversión de Europa, cerró ayer...

COFIDES se suma a la iniciativa One Plan...

by COFIDES

COFIDES se ha adherido como nuevo miembro a la iniciativa One Planet S...

Diapositiva de Fotos