Por R. Ugalde / El Confidencial

Nueva vuelta de tuerca al culebrón Vértice. Después de que se vendiera la joya de la corona, Vértice Servicios Audiovisuales, al grupo de capital riesgo HIG; de que se bloqueara el traspaso del catálogo de películas de la productora al mismo comprador; y de que se solicitara el concurso de acreedores ante la imposibilidad de hacer frente a las deudas, con los cerca de 12 millones pendientes de pago a Hacienda a la cabeza, la compañía se enfrenta a una posible fusión.

El todavía primer accionista de la productora, Ezentis, sondea con HIG integrar Vértice Cine, tenedora del citado catálogo, con Tres60 –antigua Vértice Servicios Audiovisuales– como vía para saldar la deuda que tiene la productora con la cartera dirigida por Cristóbal Montoro, ante la cual se comprometió a responder Ezentis.

El diseño de esta operación pasa por que HIG y Ezentis asuman la deuda con Hacienda y, posteriormente, la canjeen por acciones de Vértice Cine, movimiento tras el cual buscarían sellar la fusión con Tres60. El problema es que este acuerdo, si se limita a estas dos sociedades, terminaría de descapitalizar a Vértice, que se quedaría como un cascarón vacío pero cotizado, es decir, carnaza para buitres interesados en tener un vehículo en bolsa, pero cuyos 15.000 accionistas se quedarían atrapados dentro de una empresa huérfana de activos.

Desde el grupo aseguran que esta propuesta no ha sido remitida en ningún momento al Consejo de Administración de Vértice; mientras que tanto desde Ezentis como desde HIG han declinado hacer comentarios. Otras fuentes afirman que la última palabra en todo este proceso la tiene el administrador concursal, ya que la productora solicitó en abril acogerse a esta situación, que hace pocos días fue ampliada a siete de sus filiales, entre ellas Vértice Cine.

En concreto, el Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid, el mismo que decretó el concurso de la matriz, ha nombrado a la mercantil Account Control Ius+Aequitas administrador concursal de las siete filiales.

Esta situación hace que, para que esta posible fusión llegue a buen puerto, todavía tienen mucho que decir tanto el consejo de administración de Vértice, que desde la entrada en concurso está trabajando en un nuevo plan de viabilidad y se ha sentado con varios potenciales compradores, como la administración concursal.

Todo ello sin olvidar a Hacienda, que en abril del año pasado concedió a Vértice un aplazamiento de la deuda, cambio de varias garantías: hipoteca de un millón de euros sobre el edificio que tiene en Barcelona, prenda sobre 8,86 millones de acciones del grupo, y la "pignoración de los derechos de crédito derivados de las distribuciones a las que la entidad tenga derecho a percibir en su condición de socio de Vértice 360 Servicios Audiovisuales hasta la total cancelación de la deuda", según reconoció la propia empresa en sus cuentas.

Menos de tres meses después, y a pesar de este pacto, Ezentis vendió a HIG la totalidad de VSA, lo que ahora juega en contra de los dos grupos, ya que el fisco, dentro del proceso concursal, podría llegar a ir contra ellos para cobrar su deuda, según fuentes jurídicas. Por su parte, varios accionistas minoritarios han pedido la retrocesión de este acuerdo, lo que amenaza con judicializar la situación si no se llega a un acuerdo que satisfaga a todas las partes.

La fusión que sondean Ezentis y HIG sería satisfactoria para estos dos protagonistas, pero no para los actuales miembros del consejo de administración, que ya han manifestado en el pasado su deseo de retrotraer la operación de Tres60; ni para los accionistas minoritarios, que se verían atrapados en una sociedad cuya cotización lleva suspendida en bolsa desde el pasado 15 de abril.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Araoz & Rueda asesora en la venta de cin...

by ARAOZ & RUEDA

Araoz & Rueda ha asesorado a la sociedad de gestión e inversión inmo...

Diapositiva de Fotos