Si tuviéramos que quedarnos con un único “actor protagonista” por haber jugado el papel de su vida en estos tiempos de crisis, sin lugar a dudas nos decantaríamos por la SANIDAD y todo su entorno. Esa, de la que hasta hace muy poco tiempo se usaba cómodamente como un arma política más… Desde su uso como un elemento susceptible a los grandes recortes para ahorrar en gasto público, hasta aprovechada como bandera para capitalizar una suerte de lucha de clases, que, durante el camino, conseguía desdibujar por completo esas intenciones, y nos hacía perder de nuevo una oportunidad de apuntalar en nuestra sociedad a este gran sector.

Ha tenido que llegar un coronavirus viajero con un nombre que nos recuerda a esa mascota creada por Javier Mariscal allá por el 92, pero que sin duda alguna, no nos muestra la misma simpatía, para hacernos ver que no le hemos prestado toda la atención que merecía, y nos lo está recordando cada día con grandes carteles luminosos.

Sabemos de dónde venimos, donde estamos, pero ahora nos toca mirar hacia dónde vamos…

Las empresas que se encuentran dentro de este sector, por lo general se han visto beneficiadas de una forma u otra durante estos últimos meses. No obstante, estas también han tenido que enfrentarse a una situación cambiante y de incertidumbre a múltiples niveles, y esforzarse por adaptarse a la situación actual a marchas forzadas. Toda esta ayuda ha conseguido ponerlo en el foco y hacernos ver que este sector se haya ganado el puesto de servicio esencial, y un pilar fundamental en nuestra sociedad del mañana.

La producción y distribución del material quirúrgico, la atención médica especializada y la aplicación de tecnología puntera al servicio de la medicina y su atención, convierte a la distancia en un factor crítico para evitar el colapso del sector salud en todo el mundo, poniendo un foco especial en la necesidad de digitalizarlo lo máximo posible.

Es por ello que las soluciones digitales y el big data como aliadas para controlar la pandemia, han estado estrechamente unidas a este sector durante la misma. Como ya comentábamos en otro artículo sobre la importancia de las soluciones digitales, estas han jugado, y seguirán jugando, un papel determinante en la recuperación de nuestro país. Donde sin ellas, no hubiera sido posible salir adelante.

En este contexto surgen numerosas iniciativas de ideas de emprendimiento, o incluso de startups que han tenido que reinventarse para poder sobrevivir o simplemente para intentar colaborar en la lucha contra el coronavirus. Connected Life es un buen ejemplo de startup que se encuentra dentro de este sector medtech, pero que ha tenido que reinventarse para poder colaborar en la misma.

Para ello, esta compañía, que estará próximamente en ronda de financiación a través de Fellow Funders, se ha aliado con Wanderlust World para integrar a través su nuestra plataforma i-Life, toda la información médica en una misma App.

Para poder lograr su objetivo, la empresa Wanderlust ha desarrollado la propuesta denominada como WTID (Identificación Turística Mundial por sus siglas en inglés), y en colaboración con la OMT (Organización Mundial del Turismo) y la OMS (Organización Mundial de la Salud), con el objetivo de complementar de manera efectiva las funciones de identificación de los turistas y ciudadanos. Puedes encontrar más información sobre el proyecto aquí.

Asimismo, cabe destacar el caso de la plataforma sobre ruedas Mooevo que, a pesar de no encontrarse dentro del sector salud propiamente dicho, ha logrado proporcionar una solución realmente útil de movilidad para colaborar en la pandemia, donando todos sus productos disponibles de Mooevo Go al hospital de campaña IFEMA en Madrid. Ayudando así a reducir las grandes distancias entre los distintos pabellones. Actualmente Mooevo también está buscando inversores para seguir creciendo y seguir ayudando a muchas más familias a través de Fellow Funders. Si estás interesado en el proyecto no dudes en consultar toda su información aquí.

Por todos los factores que hemos comentado anteriormente, la pandemia provocada por el coronavirus ha puesto de manifiesto la importancia de la sanidad a nivel global. Aunque ahora cobra más protagonismo, el sector ya contaba con un gran atractivo para la inversión. Por lo tanto, podemos decir que la salud, además de ser una de las tendencias del mercado, también cuenta con un perfil defensivo, con lo que en momentos de volatilidad e incertidumbre económica como los actuales, cobra aún más relevancia e interés.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

Ardian crea el grupo MonBake tras cerrar...

by Ardian

Ardian, uno de los mayores fondos de inversión de Europa, cerró ayer...

Santander InnoVentures invierte en a55, ...

by Santander InnoVentures

Santander InnoVentures, el fondo de capital emprendedor de Grupo Santa...

Diapositiva de Fotos