El Institut Català de Finances (ICF) refuerza su papel en el sector del capital riesgo como fondo de fondos, es decir, como inversor institucional en vehículos promovidos por el sector privado que, a su vez, invierten en el tejido empresarial de Catalunya.

La entidad financiera de la Generalitat prevé cerrar el ejercicio con una inversión global de 18,9 millones de euros en este capítulo, un doce por ciento más que en 2015.

Si la novedad del pasado año fue que el ICF entró en un fondo de una gestora no española –inyectó cuatro millones de euros en Idinvest Digital Fund II, vehículo para start up tecnológicas de la firma francesa Idinvest–, en 2016 el ICF ha dado un paso más al participar por vez primera en un instrumento nacido en Madrid, la principal plaza competidora de Barcelona en el negocio del capital riesgo.

‘Start up’ tecnológicas

Se trata de K Fund, un fondo de 50 millones de euros especializado en fases iniciales de start up tecnológicas (ver EXPANSIÓN del 17 de octubre), al que ha aportado dos millones de euros. El vehículo está gestionado por Kanoar Ventures y sus máximos responsables son Iñaki Arrola, uno de los fundadores de Vitamina K; Carina Szpilka, exdirectiva de ING, y Ian Noel, exejecutivo de Bonsai.

“Desarrollan actividades en Catalunya y tienen recorrido”, indican fuentes del ICF sobre K Fund. En el caso de las gestoras no catalanas, la entidad pública suele establecer una inversión mínima en empresas locales; en este fondo, la cifra es de cuatro millones de euros.

El ICF ha invertido en K Fund a través de su filial Ifem, que también ha inyectado dos millones de euros en Caixa Innvierte Start, vehículo para firmas de reciente creación de La Caixa.

La principal operación del fondo de fondos este año ha tenido como protagonista a Aurica III, que ha recibido 10 millones de euros, el 10% de los recursos totales del nuevo instrumento de Banco Sabadell. La cifra subirá hasta 15 millones si el vehículo capta más recursos y alcanza 150 millones de euros. Con su presencia en este fondo, el ICF quiere respaldar las inversiones de capital riesgo en el segmento mediano del mercado, para, indirectamente, “acompañar a los empresarios mediante la toma de participaciones minoritarias”.

Reinversiones

En la misma franja opera Suma Growth, donde la entidad ha reinvertido dos millones, lo que eleva su aportación total hasta diez millones de euros. Este año, el ICF también se ha reforzado con 2,1 millones de euros en Nauta IV, el último fondo de la gestora especializada en start up tecnológicas; la inversión acumulada en este vehículo asciende ya a 12,3 millones.

Finalmente, ha aportado 800.000 euros adicionales a Spinnaker Invest para reinvertir en algunas participadas.

Con las cifras de 2016, los compromisos de inversión del ICF en capital riesgo superan los 150 millones de euros. La entidad tiene también de dos fondos propios: Capital Expansió y Capital MAB.

Por J. Orihuel / Expansión

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

COFIDES y las instituciones financieras ...

by COFIDES

COFIDES ha participado en la reunión anual de la Asociación de Insti...

Diapositiva de Fotos