La imagen tradicional de los fondos de capital riesgo es la de tiburones de las finanzas que compran compañías a precio de saldo para luego venderlas más caras. Cada vez son más los que, sin embargo, optan por estrategias menos agresivas en las que tratan de trabajar con el equipo fundador para hacer crecer a la compañía. Esta es, por ejemplo, la aproximación de Tikehau Capital. Una gestora francesa con 14.200 millones en activos bajo gestión a 31 de marzo de 2018, cotizada en la Bolsa de París, y que abrió su oficina en Madrid el año pasado. Invierten en cuatro ámbitos: deuda privada, private equity, inmobiliario y estrategias líquidas.

Mathieu Chabran, cofundador de Tikehau, explica en una entrevista con CincoDías que la estrategia en capital privado (private equity) se basa en tomar participaciones minoritarias en empresas familiares para favorecer su crecimiento. Es lo que en la jerga se conoce como operaciones de growth capital, frente a las de buy-out, donde los fondos compran o venden con deuda participaciones mayoritarias en las empresas.

“No somos un fondo de venture capital. Invertimos en negocios maduros y tratamos de reforzar su base de capital sin perder el control”, asegura. También apunta a que esa estrategia les permite ofrecer rentabilidades más atractivas a sus partícipes, pues las valoraciones no son tan elevadas como en los procesos de buy-out y las compañías están menos endeudadas. “En las inversiones minoritarias pagas unas 6 veces ebitda frente a las 10-15 veces que puede alcanzar una mayoritaria”, desarrolla.

Las inversiones en deuda fueron las pioneras en su negocio en 2007. Y por donde han arrancado su actividad en España. En este segmento el gestor aclara que se orientan a las estrategias de financiación directa (direct lending) y deuda a largo plazo. Sin embargo, asegura que su estrategia pasa por crecer en los próximos meses en las áreas de capital privado e inmobiliario sin perder músculo en deuda.

Para ello Chabran explica que su gestora acaba de lanzar dos fondos. Uno de ellos, de entre 500 y 700 millones, está orientado a su estrategia growth. El otro, lanzado junto a la petrolera Total, dedica otros 1.000 millones a empresas dedicadas a la transición energética. Dispone en total de 1.700 euros para el mercado europeo.

Es precisamente el sector energético donde Tikehau puede encontrar oportunidades de inversión en España. Señala también consumo, salud, servicios, agricultura y las telecos, pese a que asegura tener un enfoque “generalista” y “diversificado” tanto en private equity como en deuda.
Tikehau todavía no ha culminado ninguna inversión en capital riesgo en España. Su cofundador asegura que se encuentran en plena búsqueda de su primera inversión. En cuanto al inmobiliario, Chabran avanza que buscan un socio local para realizar sus primeras inversiones. Su estrategia está centrada en la compra de activos, desarrollo o reposición y venta.

Sus operaciones en España

Deuda. Hasta ahora, todas las operaciones de Tikehau en España se han circunscrito al segmento de deuda. La primera, en 2016 antes de abrir incluso su oficina en el país, fue en la productora catalana de polímeros, Elix, donde entraron junto a Bankinter en su refinanciación. Después, financió con 14 millones la compra de Geoestructures por la ingeniera Terratest. Realizó una operación similar con Portobello para comprar el operador de alquiler de vehículos Centauro. Finalmente, ya en este ejercicio, financió la compra de Marlink por el fondo de capital riesgo británico Apax.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

VozTelecom, participada por Inveready, c...

by Inveready

Los ingresos de su servicio Centrex, principal motor de captación de ...

Diapositiva de Fotos