Por Cristina Fontgivell / Expansión

La biotecnología catalana contará, en los próximos meses, con una aceleradora de empresas para llevar sus proyectos a California (Estados Unidos). Se trata de Spire Bioventures, una empresa creada por Joaquim Trias, un consultor catalán afincado en San Francisco y especializado en el sector; Albert Zamora, cofundador de Bionure, y Hatim Chraibi, exdirectivo de Covidien y Philips Medical.

La compañía nace en California, pero su aceleradora de empresas estará ubicada en Barcelona y la dirigirá Fernando Aguado, que en diciembre abandonó la gerencia de la Fundació Clínic para incorporarse al nuevo proyecto. Aguado y Chraibi se han reunido esta semana con Montserrat Vendrell, directora de Biocat y del Parc Científic de Barcelona, con el objetivo de instalar la aceleradora en el parque. “Para nosotros sería ideal, porque estaríamos muy cerca de la ciencia que queremos potenciar”, explica Chraibi.

La particularidad del proyecto es que permitirá a las empresas incubadas acceder a una red de expertos y potenciales inversores en Palo Alto, uno de los principales polos biotecnológicos a nivel mundial. “La ciencia que se hace en California no es necesariamente mejor que la catalana: la diferencia es que allí está el ecosistema, y nosotros queremos acercarlo a Barcelona”, comenta el directivo.

Para ello, Spire Bioventures contará con una red de hasta 30 mentores en la capital catalana y en Silicon Valley, que acabarán de concretarse este mes. Entre ellos están Pablo Villoslada, socio de Bionure, responsable de neuroinmunología del Clínic y profesor de la Universidad de California (UCSF); Fernando Ochoa, consejero delegado de Meeting Pharma; Ahmed Zaafran que es profesor en Stanford, y Louis Lehot, socio especializado en derecho corporativo del despacho de abogados Cooley. BayBio, la agencia de promoción de la biotecnología de San Francisco, también participa en el proyecto.

“Cuando Bionure se instaló en California, tardó meses en tejer su red de contactos en la zona. Con Spire Bioventures, podremos dar visibilidad en California a la biotecnología catalana desde el primer momento”, comenta Chraibi.

Aguado añade que la voluntad de la nueva empresa es encontrar proyectos “en estados iniciales de desarrollo”, tanto en nuevas moléculas como en dispositivos médicos y aplicaciones de software vinculadas a la salud.

Inversión

Los dos directivos aclaran que Spire “no será un fondo de capital riesgo”, sino un vehículo para que la biotecnología catalana “entre en contacto con el dinero disponible para el sector en la Bahía de San Francisco”. Sin embargo, los socios y mentores sí que podrán tomar participaciones a título personal en las empresas que consideren más interesantes.

Hasta la fecha, la biotecnología catalana se ha encontrado con dificultades para despertar el interés de los inversores internacionales. Empresas como Intelligent Pharma, Oryzon Genomics o la propia Bionure han optado por abrir oficinas en el extranjero para acceder a socios y clientes de otros países. Ysios Capital sí que actúa como tractor de fondos internacionales, ya que coinvierte con firmas de capital riesgo europeas y de EEUU y, junto a ellas ha tomado participaciones en firmas españolas como Inbiomotion, Medlumics y Stat-Diagnostica.

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Wayra España invierte 1.3 millones de e...

by Telefónica Open Future

Clevernet, Engidi, Floorfy, Govertis, Ihacklabs, iUrban, Ludus, Quadmi...

Diapositiva de Fotos