De consultores a inversores. La firma barcelonesa de fusiones y adquisiciones Closa ha constituido la sociedad Gordon Investment para tomar participaciones minoritarias en pequeñas y medianas empresas de sectores tradicionales de la economía.

A medio camino entre un hólding industrial y un club de inversores, se trata de una iniciativa poco habitual en España, aunque está más extendida en EEUU. A diferencia de lo que ocurre con el capital riesgo, la rentabilidad de las operaciones de Gordon no procederá de la desinversión, sino de los dividendos que entregue la participada.

Para lanzar este vehículo, los socios de Closa, Josep Maria Romances, Xavier Mallafré y Diego Jiménez Arnau, se han unido a un grupo de quince inversores, en su mayor parte de Barcelona, aunque también los hay de Madrid, así como de Israel, Alemania, Gran Bretaña e incluso Dubai. Por lo general son clientes de la consultora, que prefiere no desvelar su identidad.

Romances, director general de Closa, calcula que Gordon realizará en los próximos diez años entre seis y ocho inversiones por un volumen total de 60 millones de euros y con un importe por operación que oscilar entre 0,5 millones y diez millones de euros. Pero el máximo responsable de la firma advierte de que una de las claves es “invertir sin prisas”; se trata de un fondo de “capital paciente”, explica. Tampoco –dice– hay prisa por desinvertir, ya que Gordon actúa como un socio industrial a largo plazo.

La sociedad inversora ha arrancado con medio millón de euros, cifra que, según Romances, se duplicará antes del verano y que completa con una línea de financiación bancaria por un millón de euros.

Estos recursos se destinan a la operativa del fondo, que estará a cargo de Mallafré, ex director general de Grup 62 y expresidente del Gremi d’Editors, quien se incorporó a Closa en enero de 2015.

Después, se constituirá una sociedad específica para cada operación en la que participarán los socios de Gordon que deseen invertir en esa empresa en particular. La idea es que en cada inversión tomen parte solo dos o tres socios que tengan más conocimientos del sector en el que desarrolle su actividad la firma.

Gordon excluye la entrada en start up o en empresas con un fuerte componente tecnológico. “Cuanto más tradicional es un negocio, más nos gusta”, dice Romances, que cita la restauración, la moda o el turismo como tres sectores en los que son expertos algunos socios de Gordon.

Ebitda de dos millones

¿Cuál es el retrato robot de las pymes que busca el fondo? Gordon quiere invertir en firmas con un ebitda, como mínimo, de dos millones de euros, o que puedan alcanzarlo a corto plazo, que estén embarcadas en procesos de crecimiento y que no se encuentren apalancadas. A cambio, la participada se compromete a destinar a dividendos al menos el 7% del beneficio en un plazo de dos o tres años desde el cierre de la inversión.

Por J. Orihuel / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Investindustrial acuerda con Neolith la ...

by Investindustrial

Investindustrial ha acordado con los hermanos Esteve la adquisición d...

Diapositiva de Fotos