La carrera por hacerse con T-Solar, el mayor grupo de energía solar en España, ha subido de temperatura. En la puja por la filial del grupo Isolux ha irrumpido el gigante financiero Cerberus, además del grupo eléctrico europeo Fortum. En la batalla también participa Bruc Capital, el fondo creado recientemente por los empresarios españoles Juan Béjar y Eugenio Galdón, en alianza con George Soros, para invertir en infraestructuras.

Fuentes financieras indican que T-Solar, el mayor grupo de energías fotovoltaicas en España, está valorado en unos 150 millones de euros, a los que habría que sumar la deuda de 600 millones de euros de este grupo, que recientemente quedó refinanciada a largo plazo.

Reordenación del mapa

En total, la operación de compra de T-Solar podría superar los 800 millones de euros y se sumaría al rosario de compraventas que se están produciendo en el sector de renovables en España en lo que es, sin duda, la mayor reorganización del mapa del sector en los últimos años.

El rediseño del sector lo están protagonizando grandes fondos internacionales, como KKR, Oaktree y Cerberus. Éste último, que irrumpió en España comprando activos financieros de la banca, está tomando la delantera.

El pasado mes, Cerberus, con sede en Nueva York y 29.000 millones de dólares bajo gestión, compró al grupo español Comsa Emte 105 megavatios (MW) eólicos, que se suman a los 70 MW adquiridos a Civis hace meses. En octubre, además, materializó la compra de Renovalia. Además de España, este grupo, que tiene 670 megavatios, está presente en México, Chile, Italia, Hungría y Canadá.

Dentro de su apuesta por España, Cerberus nombró a comienzos de febrero a José Luis Marín como presidente del negocio de inversión en energías renovables. Marín fue primer ejecutivo de Endesa Diversificación y presidente de Endesa Red.

Fuentes cercanas al proceso de venta de T-Solar indican que no hay contrato de exclusividad en las negociaciones. De ahí que hayan aparecido varios candidatos a la compra.

Lo que está por determinar es si, finalmente, T-Solar se vende a un solo postor o se trocea. En principio, el vendedor se inclina a traspasar el grupo en bloque, ya que su troceo sería complicado, por la estructura de la deuda. Activos distintos actúan simultáneamente de garantía del mismo crédito.

Los candidatos a la compra, sin embargo, están analizando algunos activos con más interés que otros. Cerberus, por ejemplo, se interesa más por los activos en España, mientras que Bruc estaría más interesado por los activos en el exterior. Una de las posibilidades es que finalmente los compradores lleguen a algún tipo de acuerdo y, aunque el traspaso se realice en bloque, luego se repartan los activos.

Algunas fuentes indican que Cerberus y Bruc podrían estar en negociaciones para alcanzar un acuerdo de este tipo. Para Bruc sería su primera gran operación en infraestructuras.

La sociedad Bruc Management fue creada el pasado año por Juan Béjar, anterior consejero delegado de FCC; Eugenio Galdón, fundador de ONO; y Joaquín Coronado, ex primer ejecutivo de Hidrocantábrico. Soros Fund Management, el family office del magnate George Soros, se ha comprometido a participar en sus inversiones.

Sorpresa nórdica

Otra de las grandes novedades del proceso de venta del grupo T-Solar es la aparición en escena de Fortum, eléctrica estatal de Finlandia. Además de este país, el grupo está presente en Noruega, Suecia, Rusia, Polonia y otros países del norte de Europa.

Con 14.000 MW de potencia instalada y 4.000 millones de euros de ventas anuales, es la tercera eléctrica de los países nórdicos, por detrás de Vattenfall y Statkraft. T-Solar sería su primera incursión en el mercado español.

T-Solar: Diez años como emblema del sector fotovoltaico

T-Solar cumple en octubre de este año su décimo aniversario. Desde que nació, la filial de Isolux siempre ha sido pionera. Fue emblema del boom de las renovables en España. Y de la ambición frustrada de algunas de ellas en la carrera por salir a Bolsa, antes de que la crisis truncara esa expectativa. También fue una de las grandes víctimas de los recortes de subvenciones a las renovables decretada por el Gobierno. Y sus accionistas fueron los primeros en plantear un arbitraje internacional contra España. T-Solar también protagonizó en 2011 la primera alianza internacional de renovables al vender a los fondos KKR y Meag el 49% de su filial T-Solar Global Operating Assets. Esta sociedad, que gestiona instalaciones en operación, sirvió luego de referencia a otros grupos para la creación de empresas equivalentes, como Atlantica (Abengoa) o Saeta Yield (ACS). Según datos de la sociedad, Isolux mantiene el 88,4% de T-Solar y Corpfin Capital, el resto. La primera ejecutiva del grupo, que cuenta con 326 megavatios fotovoltaicos, es Marta Martínez. Con 34 empleados, sus ventas superan los 112 millones de euros al año. T-Solar volvió al primer plano en diciembre al protagonizar la mayor refinanciación de renovables en España, con un crédito sindicado de más de 500 millones con 22 entidades hasta 2034.

Por M.A. Patiño y C. Morán / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos