Un grupo de siete grandes fondos de inversión internacionales, en su mayoría estadounidenses, se van a convertir en los grandes protagonistas del plan de salvamento de Abengoa y, con casi total seguridad, en sus futuros accionistas de control.

La compañía, que ayer dio detalles del plan, explicó que Centerbridge, Elliott Management, KKR, Oak Hill Advisors y Värde, todos ellos fondos de EEUU, junto a los británicos DW Shaw y Attestor Capital, se han comprometido a aportar mil millones de euros de liquidez, tal como adelantó ayer la edición online de EXPANSIÓN.

Esta inyección es parte de los créditos de entre 1.500 millones y 1.800 millones de euros que Abengoa contempla recibir en su plan de refinanciación. Los nuevos créditos son la espina dorsal del plan. A cambio, los acreedores recibirán el 55% del capital del nuevo grupo. Centerbridge, Elliott, KKR, Oak Hill, Värde, DW Shaw y Attestor recibirán al menos el 36% por los mil millones comprometidos, porcentaje que se verá incrementado por otras contrapartidas del proceso de refinanciación.

Esas entidades están en el grupo de diez fondos tenedores de bonos que han formado parte de la negociación del plan de salvamento, junto a BlackRock, Delta AM, Eton Park e Invesco. En esas negociaciones también ha estado el G7, el grupo de principales bancos acreedores de Abengoa, formado por Popular, Santander, Bankia, CaixaBank, Calyon, HSBC y Sabadell. Este último anunció la venta de su deuda a un tercero la pasada semana.

Todos estos acreedores, tanto bonistas como bancos, representan el 40% de la deuda financiera de Abengoa. Es el punto de partida para que, a partir de ahora, el grupo intente lograr el 75% de adhesión al acuerdo de refinanciación, para que legalmente sea válido. Previamente, intentará llegar al 60% para poder pedir prórroga y seguir negociando en abril (ver información adjunta). El plan de refinanciación se compone de un paquete de medidas, en general a cinco años (hasta 2021).

En conjunto, va a suponer movilizar más de 10.000 millones de euros en forma de nuevos créditos, quitas, renovación de préstamos y nuevos avales. Además de los nuevos créditos de entre 1.500 millones y 1.800 millones, con tipos de interés del 14%, se renovarán otros existentes por valor de 231 millones, al 5%. Otro pilar será la línea de avales de hasta 800 millones, por los que los acreedores que los suscriban recibirán hasta el 5% del capital de la nueva Abengoa.

Flexibilidad

El plan es flexible y Abengoa deja abierta la posibilidad a que cualquiera pueda suscribir créditos o avales, tanto bonistas como bancos, actuales o nuevos. La otra pata del plan es la quita del 70% sobre la deuda corporativa, aunque no en todas las partidas por igual. La deuda de 8.462 millones pasará a 3.740 millones, es decir, una reducción de 4.722 millones. Incluye todo tipo de deuda. Por ejemplo, el crédito sindicado, en el que participaban Santander, CaixaBank y otros bancos españoles pasará de 690 millones a 207 millones. Una partida de bonos corporativos pasará de 3.200 millones a 1.060 millones. A cambio, los acreedores recibirán el 35% del capital de la nueva Abengoa. Por otra parte, habrá una partida de 1.700 millones de bonos que no se verán afectados. Los actuales accionistas recibirán el 5% del capital, ampliable al 10% si se repaga toda la deuda, nueva y antigua.

Por Miguel Angel Patiño / Expansión

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

SI Capital vende su mayor parque eólico...

by SI Capital

El acuerdo de adquisición se ha firmado con la empresa española IGE,...

Diapositiva de Fotos