El fondo americano Carlyle comprará el 95 % de las acciones de Cupa Group, el gigante pizarrero con sede en Carballeda de Valdeorras (Ourense). La junta de accionistas de ayer dio el visto bueno a la operación, que hará que la mayor empresa mundial en venta de pizarra deje de estar en manos gallegas para pasar a depender de un fondo extranjero.

Hasta ahora, Cupa Group pertenecía a la familia de Ulpiano Fernández y Aureliano Fernández, y a los herederos de Bautista López, tres de los cinco socios fundadores de la empresa, que se repartían el 80 % de las acciones a partes iguales, y a Abanca, que poseía el 20 %. Todos decidieron vender la totalidad de sus acciones, salvo Javier Fernández, hijo de Aureliano y máximo responsable de la compañía en la actualidad. Según fuentes cercanas a la operación, Javier Fernández mantendrá su parte del accionariado (el 5,12 % en el reparto actual) y también el puesto como máximo responsable de la compañía, cargo que ostenta desde hace varios años.

Meses de negociaciones

La venta llega después de meses de negociaciones, intensificadas en los últimos tiempos, con la presencia en Valdeorras de una empresa -la propia Carlyle- encargada de analizar las cuentas del grupo. Y ayer el asunto fue debatido por los diferentes socios, así como por los representantes del fondo americano, en una junta de accionistas en cuya orden del día no aparecía reflejado de manera explícita la posibilidad de vender la compañía. Según la convocatoria, se trataba de la reunión anual que todas las compañías tienen que llevar a cabo antes del 30 de junio para la aprobación de sus cuentas. Pero hubo tiempo para mucho más, y se acordó -en una larga jornada de negociación- la venta del grupo.

El acuerdo de ayer es el inicio de un dilatado proceso hasta llegar a la formalización del acuerdo. Según fuentes del mercado, la venta no se hará oficial hasta finales de año. Será en el momento de formalizar el acuerdo tomado ayer cuando se conocerá la cantidad por la que se venderá el grupo. El año pasado, Cupa Group facturó 240 millones consolidados y el ebitda -es decir, el beneficio bruto antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones productivas- fue de algo más de 40 millones, lo que supone una cifra similar a la del 2015, ejercicio en el que había logrado crecer un 40 % con respecto al año anterior, según los datos del propio grupo.

Un plan de expansión

Según fuentes conocedoras del acuerdo, el fondo americano Carlyle se hace con Cupa Group con el objetivo de inyectar dinero y poner en marcha un nuevo plan de expansión. Precisamente la política de internacionalización del grupo estaba detrás de las diferencias que desde hace tiempo mantienen los socios, incluso entre miembros de la misma familia. En esa política de crecimiento había estado la entrada en el 2005 de Abanca (entonces Caixa Galicia). Desde la entidad financiera se habían hecho con el 20 % de las acciones del grupo por 40 millones de euros. En aquel momento, el objetivo era trabajar para, en el horizonte del 2010, salir a Bolsa. Era preciso para ello que se mantuviese la situación de la economía que había en aquel momento, antes del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. La crisis económica provocó que antes del 2010 se descartarse ya las intenciones de que Cupa entrase al parqué.

Cupa Group fue fundado en 1968 por cinco socios (aunque los orígenes se remontan a una cantera abierta ya en 1892, en el Bierzo leonés). Durante años se mantuvo con la misma estructura, aunque con el tiempo dos de los precursores acabaron abandonando el grupo -uno de ellos, para impulsar Cafersa, otro gigante pizarrero, que años después fue vendido al grupo alemán Rathsckeck-; y después entró Caixa Galicia, allá por el 2005.

Cupa Group es un gigante de la pizarra, y es líder mundial en ventas, pero no es esa su única línea de negocio. La piedra natural es también una importante fuente de facturación. Para abastecerse cuentan con 24 canteras propias en España, Portugal, Francia y Brasil, que después transforman en 29 plantas repartidas en los cuatro países.

Pero en su idea por ampliar líneas de negocio, Cupa Group integra a empresas de otros sectores. Los paneles sándwich para cubiertas Thermochip los mantienen de líderes del mercado español. Además, cuenta con sus propias tiendas y distribuidoras de materiales para cubiertas. En el Reino Unido bajo el nombre de Burton Roofing Merchants, que suma diez almacenes por todo el país; y en Dinamarca con Kongebro, que comercializa los productos de Cupa Pizarras y Cupa Stone, que soportan las temperaturas extremas y las condiciones del clima escandinavo. Además, con Cupa Stone han sido elegidos modelo de expansión en Francia tras haber puesto en marcha meses atrás una plataforma logística en el puerto de Nantes.

El grupo cuenta con una plantilla de 2.100 trabajadores, no solo en Valdeorras, sino también en otros puntos de Galicia y España, además de en Portugal, Francia, el Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, China, Brasil y Estados Unidos. Desde estos puntos exporta a hasta 60 países repartidos por los cinco continentes. También gestiona una distribuidora de hidrocarburos, bajo el nombre de Vegamolinos; y una división dedicada a la promoción de viviendas. Procupisa opera en Brasil, Castilla y León, Galicia y Asturias.

María Cobas / La Voz de Galicia

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Talde repartió €64M en dividendos con...

by TALDE GESTIÓN, S.G.E.I.C., S.A.

Talde Promoción y Desarrollo, SCR celebra un año más su Junta Gener...

Diapositiva de Fotos