Tras ocho años de crisis económica que ha afectado con especial virulencia al sector inmobiliario en España, 2015 se alza como el momento en el que el sector inmobiliario español comenzará a recuperar el pulso. Los datos macroeconómicos han mejorado, igual que las cifras relativas al sector, y los encuestados para el informe de KPMG ‘2015, Año cero para el inicio de la recuperación del sector inmobiliario en España’ esperan que la recuperación en términos de demanda y de normalización de la financiación se produzca antes de dos años.

Así, el inicio de este nuevo periodo para el sector inmobiliario en España puede entenderse como una oportunidad para reflexionar sobre su futuro modelo de negocio. Casi un 90% de los encuestados opina que este modelo ha de cambiar, tanto en términos de gestión como de financiación. Algunos de los puntos sobre los que invitan a poner mayor atención son las estrategias de las sociedades o entidades tenedoras de activos inmobiliarios, la mayor profesionalización del sector en su conjunto o la necesidad de buscar sinergias entre inversores, entidades financieras y sponsors para la potencial recuperación del sector.

Alcanzar un modelo de negocio sostenible basado en la creación de valor ha de ser, sin duda, el objetivo prioritario y, para ello, es necesaria la confluencia de tres elementos en una ecuación de sumandos: capital + financiación + gestión. Entre ellos, han de buscarse sinergias y evitar un funcionamiento independiente.

El capital toma la forma de los nuevos inversores que han desembarcado en el mercado español. Ahora el reto es mantener la presencia de aquellos capitales con mayor valor añadido que ayuden a la recuperación del sector. La financiación, centrada en el crédito bancario, ya ha empezado a recuperarse, pero ahora la meta es mantener un exhaustivo control de riesgos y procesos, y buscar nuevas alternativas que permitan diversificar las fuentes. La gestión debería cerrar el ciclo, para ayudar a generar valor en los activos de forma proactiva.

Algunos de los nuevos protagonistas del sector inmobiliario español (a las compañías inmobiliarias y no inmobiliarias con implicación en Real Estate se han sumado las entidades financieras, Sareb, el sector público y los inversores) cuentan ya con la fortaleza y la capacidad de impulsar la recuperación del sector inmobiliario, pero solo una alianza entre inversores que apuesten por el valor añadido, equipos de gestión profesionalizados, y entidades financieras que devuelvan su apoyo y que ofrezcan financiación prudente podrá ayudar al sector inmobiliario a recuperar la senda de la sostenibilidad, y su contribución al desarrollo económico y social.

Todos ellos deberían unirse en la búsqueda de la respuesta a la demanda real, presente y futura, para cada una de las tipologías de inmuebles, con el objetivo de desarrollar nuevos proyectos o de impulsar aquellos más complicados de absorber por el mercado mediante la creación de valor. 2015 ofrece, por tanto, la oportunidad de construir los cimientos sólidos de un nuevo modelo en el sector inmobiliario que garantice su desarrollo sostenible y paulatino en los próximos años.

Descarga en PDF el informe completo 2015, Año cero para el inicio de la recuperación del sector inmobiliario en España

Autor: Javier López Torres, socio responsable del sector Real Estate de KPMG en España

  • By KPMG
  • 22/02/2015
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos