Por Tina Díaz / Expansión

El fondo de capital riesgo Antai II ya ha cubierto los 15 millones de euros previstos para invertir en start up y ha elevado ahora el techo del vehículo inversor a 25 millones de euros. Antai Capital II, impulsado por Miguel Vicente y Gerard Olivé, prevé cerrar el fondo en tres o cuatro meses con la incorporación de inversores institucionales y family office.

El grupo tiene entre sus inversores a Marcos Bernat, de la familia fundadora de Chupa Chups; Josep Maria Olivé, padre de Gerard Olivé; Hamid Barkhordar y Bobby Yazdni, inversores de Silicon Valley (EEUU); Cristian Pascual, ejecutivo de Europastry; la familia colombiana Santodomingo; el mexicano Diego Vargas, de la firma Variv, y el propietario de Benitosports, Benito García, entre otros.

Algunos de ellos ya formaban parte de la red de inversores Antai Business Angels que en 2013 fundó Vicente, creador de LetsBonus y Wallapop.

Paraguas inversor

Lo que empezó como una red para invertir ha evolucionado hasta convertirse en una venture builder–concepto más desarrollado en Estados Unidos–, que consiste en una especie de incubadora que busca modelos de negocio que tengan potencial para crecer y el talento adecuado para liderar cada proyecto en equipos de dos o tres personas.

“No son empleados a los que se encarga una start up”, puntualiza Vicente, ya que “entran en el consejo de administración y junto con nosotros llevamos la empresa”, añade. Se trata de personas que ya conocen previamente por haber trabajado juntos, haber sido socios o clientes. “La clave está en combinar el equipo con el modelo de negocio”, considera Olivé, fundador de BeRepublic y BeFactory.

Antai Venture Builder –antes BeFactory– aúna ahora la incubadora, la red de business angels y el fondo. Wallapop, Chicplace y Fancybox son negocios que han nacido al amparo de Antai, a los que ahora se añade Elcodi.

El grupo, que ha invertido un total de cuatro millones, tiene 120 profesionales entre las oficinas de Barcelona, donde hay diez personas, París y Milán, y presencia en Colombia, Perú, Chile y Argentina. El objetivo es lanzar entre dos o tres proyectos tecnológicos al año, especialmente de comercio electrónico, mobile y marketplace.

“Antai se centra en proyectos de productos digitales hacia el consumidor final”, dice Olivé. Se calcula entre 500.000 y 700.000 euros la inversión que supone crear la start up y cerrar la primera ronda de financiación.

En Antai Venture Builder apuestan por coinvertir con otros inversores y por el media for equity, que equivale a un canje de acciones de la empresa por publicidad en medios de comunicación.

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

Se abre 9ª Convocatoria de la acelerado...

by BerriUp

La aceleradora BerriUp ha lanzado una nueva edición dirigida a proyec...

Diapositiva de Fotos