Nacido en Carcassone (Fran­cia), Jean-Francois Alandry vino a Barcelona con 27 años para hacer el servicio militar en el consulado francés y de­cidió quedarse en la capital catalana. A sus 50 años, acu­mula una larga experiencia en fusiones y adquisiciones de empresas al frente de Euro­hold, consultora barcelonesa de la que es confundador y so­cio. Con una red de diez ofici­nas en ciudades de Europa y Asia, Alandry asegura que la firma –fundada en 1989– está viviendo en 2014 un “año ré­cord” en operaciones corpo­rativas, la mayor parte de ellas en España.

Licenciado en Finanzas por la Escuela Superior de Comercio de Lyon y máster en Técnicas Financieras por la Essec parisina, Alandry se siente “francoespañol o hispanofrancés”. “Cuando voy a París estoy encantado, pero estoy más contento cuando vuelvo a Barcelona”, dice el socio de Eurohold, firma con sede en la capital catalana y con oficinas en Madrid, París, Ginebra, Múnich, Estambul, Moscú, Johannesburgo, Pekín y Londres, donde acaba de aterrizar. “Hacer corporate finance sin presencia global es extremadamente complejo”, dice Alandry para justificar el desarrollo internacional de la firma, que ha intervenido en transacciones como la venta de iParquing a Diusframi o la compra por Eurocopter de una división de TAF Helicòpters. “Si recibes un mandato de venta en moda y no estás en China, no tienes nada que hacer”, argumenta.

-¿A qué atribuye la reactiva­ción de la compraventa de empresas?

El mercado de las fusiones y adquisiciones se está recu­perando dos o tres años antes de que lo haga la economía es­pañola. Hay un aterrizaje ma­sivo de fondos y de empresas que entran ahora en España porque quieren invertir bien antes de que repunte la eco­nomía, aunque de esta forma contribuyen también a su reactivación. Los inversores saben que la recuperación económica está cerca y que la ventana temporal para com­prar empresas a buen precio es reducida: de ahí que haya unas ciertas prisas para apro­vechar la oportunidad.

-¿Dice que faltan todavía dos o tres para la recupera­ción de la economía españo­la?

Sí: por ahora las tasas de crecimiento del producto in­terior bruto son pequeñas pa­ra crear empleo.

-¿España mantiene su atrac­tivo para los inversores ex­tranjeros?

Además de exportar pro­ductos, desde aquí se pueden prestar a las empresas extran­jeras servicios de nearshore [subcontratación o externali­zación de una actividad con salarios más bajos que en el propio país de origen]. Se trata de servicios de calidad, pe­ro a precios competitivos, y eso está atrayendo a muchas multinacionales. Además, aunque España nunca ha sido un país de investigación, de­sarrollo e innovación (I+D+i), ahora existe un cierto movi­miento en esa línea y hay mu­chas nuevas empresas de bio­tecnología o de tecnologías de la información y la comunica­ción (TIC); este fenómeno también está animando el mercado de las operaciones corporativas, sobre todo en Catalunya.

-¿Está todo en venta? ¿Se vende todo?

No está en venta todo aho­ra. Hay empresas que han so­brevivido a la crisis y que quieren recuperar los niveles de ebitda anteriores a la rece­sión, por lo que necesitan un tiempo para alcanzar un valor óptimo; entonces será un me­jor momento para que se vendan. Como siempre, además, existen operaciones de venta de empresas ligadas a la falta de financiación –que sigue siendo un problema para las pymes–, a la reducida dimen­sión de la firma o al cambio generacional en el caso de la compañía familiar.

-Pero también hay algunas empresas españolas que compran fuera...

Sí, hasta ahora lo hacían en Latinoamérica o en el Norte de África, pero ahora hay compañías que se han dado cuenta de que existen oportu­nidades al norte de los Piri­neos y que están comprando empresas, por ejemplo, en Francia.

-Puede producir una cierta tristeza la venta de una em­presa...

No. A menudo los empre­sarios que venden su negocio son emprendedores en serie: con más dinero y con más ex­periencia y conocimientos montan una segunda empre­sa que puede ser más exitosa y más adecuada al entorno temporal que la anterior.

-Se ha referido antes a los fondos de capital riesgo. ¿Cómo juzga su papel?

Los socios financieros aportan a las empresas rigor, visibilidad y capacidad de ex­pansión internacional, lo que contribuye a su crecimiento. Por regla general, el capital riesgo ha creado bastante va­lor, aunque hubo operaciones que salieron mal porque esta­ban sobreapalancadas: se lle­gó a olvidar que la deuda hay que pagarla. Ahora, los fondos de capital riesgo tienen un hambre brutal en España, ya que están liberando mucha li­quidez.

-¿Influye en las operaciones corporativas la situación po­líticaenCatalunya?

Ahora no está afectando negativamente. Lo que pasa es que los inversores son bas­tante cautelosos. Si hubiera una decisión clara de ir hacia un proceso de independencia de Catalunya, entonces el mercado se podría enfriar o paralizar. Puede llegar el mo­mento de la duda.

Operaciones de cocción más lenta

Jean-François Alandry dice que cerrar la compraventa de una empresa suele exigir ahora entre seis y doce meses, cuando antes de la crisis lo normal era formalizarlas en un periodo de entre cuatro y seis meses. Además, advierte de que existe un alto grado de volatilidad: “una operación –señala– se puede caer por muchos factores”. Otro problema consiste en que “en un mercado a la baja el cierre se complica por las expectativas de degradación del valor de la compañía”. El socio de Eurohold afirma que, en este negocio, “lo más bonito son las relaciones humanas”: “antes que entender la empresa y el sector, hay que entender a la persona”, indica. “Muchas veces nuestra recomendación al empresario que quiere vender su negocio es decirle que no lo haga, que espere”, relata el experto en operaciones corporativas.

“Quien vende una empresa tiene más dinero y más conocimientos para montar un segundo negocio”

“España nunca ha sido un país de I+D+i, pero ahora hay un cierto movimiento en esa línea, sobre todo en Catalunya”

“A muchas multinacionales les atraen los servicios de ‘nearshore’ que prestan las empresas españolas”

Entrevista realizada por José Orihuel / Expansión. Publicada el 14 de octubre de 2014

Subscribirse al Directorio
Escribir un Artículo

Destacadas

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

senior secured loans backing private equity buyouts

La restauración, sector de moda para lo...

by Albia Capital Partners

36.763 millones de euros, son las ventas que alcanzó en 2018 el secto...

Diapositiva de Fotos