Nueva operación corporativa en el dinámico sector del pan y la bollería ultracongelada. Banco Sabadell acaba de entrar en el capital de Atrian Bakers con el objetivo de impulsar el crecimiento de la compañía y facilitar la salida progresiva de uno de los dos socios fundadores de la empresa. Esta transacción se suma a la compra del grupo gallego Ingapan por parte de Europastry y a la compra de la también catalana Bellsolà por parte del fondo Ardian para integrarla en el grupo Berlys.

A través de Banc Sabadell Inversió Desenvolupament (Bidsa), la entidad financiera presidida por Josep Oliu ha adquirido una participación del 22,4% en Atrian Bakers, por un importe que no ha trascendido. No se trata de una ampliación de capital, sino de una compra de parte de las acciones que estaban en manos del empresario Josep Martí, uno de los dos socios fundadores y presidente de la empresa. La participación no afecta a la parte del otro socio fundador y consejero delegado, Josep Betriu.

Según han explicado fuentes conocedoras de la operación, por motivos de edad, Martí ha decidido iniciar su desinversión en la empresa, aunque se realizará por fases. Tras analizar diversas alternativas, Sabadell se ha presentado como el mejor compañero de viaje para acometer este proceso que, de paso, servirá para reforzar la capacidad financiera y los planes de crecimiento de la firma.

En este sentido, a medio plazo, según la evolución de la compañía, Martí podría vender el resto de acciones, que serían adquiridas tanto por Sabadell como por Josep Betriu, por lo que ambas partes reforzarían su posición. Bidsa, que depende del área de capital riesgo de Sabadell, BS Capital, tendrá un puesto en el consejo de administración de Atrian.

El doble hasta 2021

Con sede y fábrica en Castellgalí (Bages), Atrian Bakers facturó algo más de 40 millones de euros en 2017 y se ha propuesto duplicar su tamaño en esta nueva etapa que ahora empieza. El objetivo es alcanzar unos ingresos de 80 millones en 2021, cifra que prevé conseguir gracias al desarrollo de su red comercial y a la inversión en innovaciones y en nuevas líneas de producción. Atrian quiere aprovechar el crecimiento que registra en España el negocio de las masas congeladas, con incrementos anuales de entre el 3% y el 5% en pan y de entre el 7% y el 8% en bollería. La consolidación del sector también podría beneficiar a la compañía, que ahora se sitúa entre las principales empresas de tamaño mediano, por detrás de los tres grandes líderes: Europastry, Berlys-Bellsolà y Panamar.

Cuatro fábricas

Con una plantilla de 260 personas, Atrian Bakers posee cuatro centros de producción ubicados en Castellgalí, en Caldes de Montbui (Vallès Oriental) y en Portugal (2). El 60% de sus ventas se dirigen al sector de la hostelería y el resto a panaderías tradicionales (30%) y supermercados (10%).

Atrian Bakers forma parte del Grupo Lasem, un hólding superior del que dependen otros negocios y donde no ha entrado Banco Sabadell. Además del fabricante de pan, de Lasem depende la empresa de enzimas e ingredientes para la industria de la panadería Apliena, que cuenta con dos filiales en México y Chile. La subsidiaria mexicana es la joya de la corona del grupo, al aportar el grueso de las ventas. En total, el Grupo Lasem prevé facturar 110 millones en 2018. Hasta 2013, Lasem estuvo participada en un 41% por Mercapital, participación que fue recomprada por Josep Betriu y Josep Martí.

Por Sergi Saborit / Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Inkemia pondrá en marcha un fondo de oc...

by InKemia IUCT group

La compañía quiere invertir en 24 empresas españolas en los próxim...

Photos Stream