M. B. / La Voz de Galicia

El capital riesgo público, convertido en una costosa vía de apoyo para las empresas en tiempos de crisis, empieza a mejorar sus balances. Sodiga, el principal fondo de la Xunta, cerró el 2013 con unos números rojos de 6,1 millones de euros, algo menos de la mitad que un año antes, tal y como consta en la última cuenta de pérdidas y ganancias de la sociedad, y que se incluye en el proyecto de presupuestos que la Xunta acaba de entregar a la Cámara para su debate.

Después de los ajustes de ejercicios anteriores, Sodiga tiene la expectativa de cerrar este ejercicio con unos beneficios de 500.000 euros y duplicar sus resultados el próximo año hasta casi el millón de euros. La mejoría de los balances está inducida por un comportamiento más favorable de algunas empresas participadas, pero sobre todo por una estrategia clara de la Xunta de paralizar nuevas inversiones -la cartera actual está compuesta por 26 empresas - y, sobre todo, por desinvertir, un camino ya iniciado por ejemplo con Monbús. Otras retiradas en firmas como Russula, Plásticos Ferro, G.P.F o Unvi Carroceros tendrían también una repercusión positiva en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio próximo. A esto se suma que el Grupo Copo entró en beneficios, lo que ha propiciado una refinanciación por parte de las entidades financieras y de Sodiga. Algo que permite a los gestores del fondo establecer unas expectativas de recuperación de lo invertido en esta sociedad.

Al rescate

A lo largo de los últimos años, Sodiga ha acudido al rescate de empresas en serios apuros, tomando participaciones en firmas como Filmax, Vieirasa o Frinova, la filial de Pescanova. Durante esta crisis, de este fondo de capital riesgo también salieron dos préstamos participativos para Caramelo, por importe de casi 15 millones de euros.

Solo entre el 2008 y el 2013, período en que se han producido dos recesiones económicas, Sodiga acumula números rojos por valor de 63,1 millones de euros. El 2013 es el primer año en el que se han logrado disminuir las pérdidas.

Desde la Administración gallega destacan que el impulso al capital riesgo público en el 2013 debe analizarse también desde el punto de vista de su impacto en el mercado laboral, y recuerdan que las operaciones respaldadas durante el 2013 han preservado 8.000 puestos de trabajo. Una de las excepciones ha sido el quebrado proyecto de Alimentos Lácteos, no participado por Sodiga, pero al que el Fondo Adiante concedió tres préstamos en el 2012 por más de 4 millones de euros.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Inveready Convertible Finance realiza su...

by Inveready

Inveready se une así a una compañía de alto crecimiento liderando l...

Photos Stream