Por Mamen Ponce de León / Expansión

No parece que el venture capital vaya a levantar el pie del acelerador en 2015. Más bien, al revés: los fondos que buscan oportunidades de inversión entre empresas innovadoras y de reciente constitución continúan entregados al frenesí financiador en el principio de año y amenazan con superar todos los registros conocidos.

La inyección de recursos que hicieron estos vehículos en proyectos emprendedores hasta marzo ha rebasado los datos cosechados durante cualquiera de los trimestres del año pasado. La tarea no era cosa fácil, porque 2014 dejó el expediente inversor de esta industria en lo más alto. Pero el fuerte respaldo de los inversores ha dotado a los fondos del sector de una capacidad sin precedentes que aún promete dar mucho más de sí.

En concreto, las operaciones de financiación del venture capital global alcanzaron un importe acumulado de 27.400 millones de dólares (unos 25.400 millones de euros) en el primer trimestre, según el servicio de análisis Preqin. Esta cantidad no solo representa un aumento del 50% respecto a idéntico periodo de un año atrás, sino que sienta una sólida base desde la que asaltar el récord establecido en 2014: 86.600 millones de dólares (alrededor de 80.300 millones de euros) de inversión, anotando un alza anual del 58%.

Así, sólo en los tres meses acabados de 2015, los fondos especializados en apostar por jóvenes empresas han realizado transacciones valoradas en un tercio de todo el volumen invertido en 2014. ¿Significa esto que más emprendedores han conseguido atraer recursos? La respuesta es no.

Y es no, porque mientras el volumen de inversión sube, el número de operaciones protagonizadas por el venture capital cae. Hasta marzo, se contabilizaron 1.701 financiaciones, un 20,3% menos que hace un año, cuando hubo 2.134. Esta disparidad hace evidente que las transacciones que acomete la industria cada vez consumen más dinero, dando continuidad a una tendencia que empezó a acentuarse en la segunda mitad del año pasado.

Alerta

El incremento del valor promedio de las operaciones es uno de los pocos nubarrones que se ciernen sobre las cabezas de los agentes del venture capital. Aunque muchos ven en este rasgo un signo de pujanza de las empresas que ocupan el radar del sector -que cada vez necesitarían rondas de financiación más consistentes-, también hay quien empieza a temer un sobrecalentamiento de los precios.

Las valoraciones de activos hinchadas son un rasgo habitual cuando la coexistencia de muchos fondos con dinero para invertir eleva la competencia por materializar las ocasiones a tiro. Con todo, a diferencia del capital riesgo convencional, el venture parece menos expuesto al riesgo de deal flow o flujo de operaciones. Al emprendedor se le presupone como una fuente inagotable de ideas por las que apostar, recortando la probabilidad de un desequilibrio entre oferta y demanda de financiación.

Eso no impide, sin embargo, que la industria -que ahora dispone de 132.000 millones de dólares (122.300 millones de euros) para disparar- vuelva la vista atrás de vez en cuando y encuentre en la alargada sombra de la burbuja de las puntocom motivos para estar alerta.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Alias ​​Robotics closes a 750k € p...

by Professional Newco

The startup founded in 2018 in Vitoria (Spain) focuses on the area of ...

Photos Stream