Isolux dio el pasado viernes pasos importantes en su plan para reducir al máximo los daños ocasionados por su delicada situación empresarial. Por un lado, el consejo de administración de la compañía presidida por Nemesio Fernández-Cuesta formuló las cuentas de 2016, que arrojan un pérdidas récord de 1.332 millones de euros tras realizar provisiones y ajustes por valor de 2.853 millones de euros.

Por otro lado, la compañía ha alcanzado un acuerdo preliminar con el fondo de inversión Oak Hill para traspasarle todo el negocio de aparcamientos. Desde la compañía apuntan que el inversor tenía una opción para ejecutar un préstamo de hasta 100 millones de euros concedido en 2015. En principio, la opción de Oak Hill se limitaba, aproximadamente, a la mitad del negocio de Isolux Aparcamientos. La empresa y el fondo han llegado a un acuerdo para que sea sobre el 100% de la filial, en una operación en la que Isolux podría ingresar unos 10 millones de euros y desconsolidar una deuda de 200 millones.

El grupo español cerró un acuerdo con el fondo Oak Hill Capital Partners para desarrollar conjuntamente el negocio en 2015. La firma de inversión se comprometió a inyectar 100 millones de euros en la sociedad en forma de un préstamo destinado íntegramente a elevar la cartera de activos. A cambio, Isolux concedió a Oak Hill una opción para quedarse con una parte de la filial de párking a partir de 2019.

La entrada de Oak Hill en 2015 terminó con un periodo de incertidumbre en esta rama de actividad de Isolux, que había sido declarada disponible para la venta después de que otros intentos de alianzas estratégicas fallasen. A principios de 2013, el grupo español firmó un acuerdo preliminar con el fondo francés Edifice Capital para invertir 150 millones entre 2013 y 2014. Los recursos se iban a emplear en la compra de nuevos aparcamientos con el objetivo de llegar a las 50.000 plazas de rotación. Sorprendentemente, la firma gala no cumplió su palabra y se retiró del proyecto.

Isolux sigue adelante con el resto de desinversiones, entre las que sobresalen las líneas de transmisión en Brasil.

El consejo de Isolux aprobó el viernes las cuentas de 2016, tras aplazar su formulación hasta en cuatro ocasiones, y lo hace coincidiendo con el nuevo proceso abierto para reestructurar el grupo y evitar el concurso de acreedores. “El consejo considera que, con el apoyo financiero adecuado, Isolux constituye un proyecto empresarial viable”, señala el órgano de administración de la empresa, que necesita nueva tesorería y líneas de avales para garantizar su supervivencia.

Plan de viabilidad

Fuentes de la empresa indican que el auditor, PwC, no ha incluido salvedades en su informe, pero sí incorpora párrafos de énfasis que vinculan el funcionamiento de la empresa al éxito del plan de viabilidad de Álvarez & Marsal. Este plan consiste en segregar el negocio de ingeniería del resto y buscar un socio que inyecte dinero en la nueva empresa, con una cartera de contratos sanos por valor de unos 1.000 millones de euros. La solución pasa por el respaldo de los actuales acreedores/accionistas al plan. El grupo espera una respuesta de Bankia y de CaixaBank.

Por C. Morán / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Grupo Eurotex Consolidates its Presence ...

by COFIDES

To this end, COFIDES will provide a joint investment loan of 200,000 e...

Photos Stream