Andreu Manresa / EL PAÍS

Un fondo de inversiones se va a convertir en el nuevo propietario de las empresas del llamado hotelero pirata. El fondo Hiperion Hotel Group en alianza con la inmobiliaria Sunparty se ha adjudicado la propiedad y la gestión del negocio turístico de la cadena hotelera Grupo Playa Sol (GPS), de Ibiza, fundado por Fernando Ferré Cardó, condenado por, entre otras cosas, no dar de alta en la Seguridad Social a muchos de sus trabajadores. Así lo ha decidido el juez de los Mercantil número 1 de Palma, que ha adjudicado a ambas firmas el grupo intervenido desde 2010, cuando el también llamado rey de la economía sumergida fue detenido.

La empresa GPS, de precios populares, entró en concurso de acreedores y tiene unos 40 establecimientos de categoría media y baja. Ferré Cardó llegó a tener 20.000 camas en la isla, pero ahora está condenado por fraude fiscal y delitos contra los derechos de los trabajadores.

El fondo gestor Hiperion tomó la explotación de la compañía GPS tras la detención del dueño y la intervención judicial en 2010. Tras aflorar su actividad, la sociedad entró en beneficios. Ahora la firma gestora ha planteado al juez competente en el concurso de acreedores una oferta para quedarse con la sociedad, su negocio y sus bienes. En el plan de viabilidad aprobado se contempla, además, la subrogación de la deuda con garantía hipotecaria por más de 270 millones, en manos de Banco Popular y Bankia. Hiperion resalta, en una nota, que se hará cargo de los créditos ante proveedores y acreedores y mantendrá los compromisos con clientes.

En la oferta también se anuncia una inversión de 20 millones. La sociedad inmobiliaria Sunparty, que aporta el músculo financiero, pagará también 12,5 millones de euros. Con la operación, cerca del 90% de la masa de la deuda queda solventada. En la operación, Hiperion, según explica, asume “todos los contratos de trabajo, manteniendo íntegramente las condiciones y derechos de los trabajadores”. La oferta vencedora se ha impuesto a una segunda presentada por Klebert Properties.

El Grupo Playa Sol estaba compuesto por una maraña societaria con 300 empresas distintas. La compañía vivía sumergida en la economía opaca. No pagaba el IVA, ni impuestos locales y autonómicos. Además, minimizaba el IRPF y el de sociedades. Y para rematar, no tramitaba las retenciones ni pagos de cotizaciones a la Seguridad Social.

Así, con compras de hoteles viejos y pagos aplazados, GPS llegó a controlar más del 20% de la oferta hotelera de la isla de Ibiza. Ferré se convirtió en el primer hotelero insular y llegó a explotar hasta 70 establecimientos baratos.

Ferré Cardó, de 70 años, fue detenido y enviado a prisión preventiva en 2010. Este mismo año ha sido condenado a siete años de cárcel por 14 delitos fiscales y tres contra los derechos de los trabajadores. El fiscal reclamó 81 años de cárcel para el empresario. Pero el hotelero confesó sus delitos y alcanzó una sentencia de conformidad, tras asumir pagar 22 millones por multas e indemnizaciones al Estado. Ferré no ha entrado en prisión por los recursos latentes de dos partes contra la sentencia y sus alegatos personales por su aparente mala salud, según confirmó su letrado Gabriel García. Antes de este juicio tenía dos años de cárcel por condenas penales por contrataciones ilegales y amenazas.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Ship2B abre nueva convocatoria de sus pr...

by Ship2B

En los últimos tres años, Ship2B ha acelerado 65 startups, con una f...

Photos Stream