Los gigantes financieros CVC Capital, Apollo y TPG, conocidos en España entre otras inversiones por las de Cortefiel, Altamira o Servihabitat, respectivamente, han puesto sus ojos en Abengoa.

Estos grandes fondos de capital riesgo, y otros especializados en el saneamiento de activos y empresas en dificultades (distressed, en el argot financiero), como Silver Point y Baupost, han entablado contactos con la empresa. Todos ellos están interesados en formar parte del grupo de entidades que financiarán el plan de salvamento de la empresa, a cambio de entrar en el capital.

En concreto, les interesa participar en la línea de nuevos préstamos de entre 1.500 millones y 1.800 millones que se está negociando para dotar de liquidez al grupo, dentro del proceso de refinanciación del grupo, ahora en preconcurso de acreedores.

Llave de entrada

Esa línea de créditos es la espina dorsal de todo el plan de refinanciación y la llave para entrar en el capital de la compañía por la puerta grande si logra recapitalizarse. Las entidades que aporten esa línea de financiación recibirán el 55% del capital de lo que ya se conoce comola nuevaAbengoa y tendrán el control de la empresa. Los fondos de inversión se están convirtiendo en los grandes protagonistas del plan de salvamento de la empresa. Y en particular de esas aportaciones de dinero fresco, o new money (nuevo dinero), tal como ha sido bautizada en la documentación del plan de refinanciación.

De los 1.500 millones a 1.800 millones de euros de nuevos créditos que Abengoa espera recibir, mil millones ya se han comprometido a inyectarlos los fondos Attestor Capital, Centerbridge, DE Shaw Group, Elliott Management, KKR Credit, Oak Hill Advisors y Värde. Todos ellos son grandes tenedores de bonos de Abengoa.

‘Due dilligence’

La empresa no les es desconocida. Pero, en todo caso, estos fondos acaban de iniciar un proceso de análisis financiero más exhaustivo (due dilligence) antes de inyectar esos mil millones. A este examen financiero se podrían sumar ahora otros grupos. Queda por concretar una aportación de entre 500 millones y 800 millones. Es esta partida la que se está negociando con TPG, Apollo, Silver Point, Baupost y CVC, indican fuentes financieras. Este último fondo ya ha dado un primer paso a modo de señal de buena voluntad comprando los créditos corporativos que tenía Sabadell sobre Abengoa, de unos 70 millones de euros. La deuda corporativa también dará derecho a una participación en el capital una vez que sobre ella se aplique una quita del 70%, pero en una proporción muy inferior al porcentaje que se atribuirá a los nuevos créditos. En conjunto, por quitas de deuda corporativa de unos 5.000 millones, a los acreedores se les entregará el 35% del capital.

Otro 5% se les entregará a las entidades que aporten 800 millones de avales, otra de las patas del plan de refinanciación.

Por el momento, este plan es solo un preacuerdo alcanzado entre la empresa y los representantes de los acreedores, que suman el 40% de la deuda. Ahora tiene que ser ratificado por el 75% del conjunto de acreedores.

Por Miguel Angel Patiño / Expansión

Fuente: Expansión

http://www.expansion.com
Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Clave Mayor y Fernando Fernández Garcé...

by Clave Mayor

La sociedad de capital riesgo Clave Mayor Corp. Industrial SCR Pyme SA...

Photos Stream