En el incipiente pero prometedor sector de los chatbots, una tecnología que aplica la inteligencia artificial para interaccionar con el consumidor, la start-up barcelonesa Correyvuela ha lanzado "la apuesta más arriesgada", en palabras de Juan Prim, cofundador junto a Carlos Núñez. "Mientras la mayoría de chatbots se basan en la utilización de trabajadores que responden en directo a los usuarios, nosotros hemos desarrollado una tecnología que realiza todo el proceso de manera automática", explica.

De momento, Correyvuela permite a los usuarios completar la compra de billetes de avión a través de diversos servicios de mensajería online (Whatsapp, SMS, Telegram o Facebook), "pero pronto vamos a cubrir todo el espectro de necesidades de los viajeros, desde hoteles hasta taxis o trenes, pasando por entradas a museos, espectáculos o restaurantes", explica el director general de la start-up. Actualmente superan los 35.000 usuarios y prevén disparar la cifra hasta dos millones a final de año. Sus ingresos, en principio, son una comisión por las ventas, pero también prevén vías como la publicidad o programas a medida.

El principal reto del modelo cien por cien automático es que precisa una fuerte inversión en equipo y tecnología, mientras que el que utiliza operadores empieza a generar ingresos más rápidamente.

Por contra, el modelo automático es escalable yexportable a otras áreas de negocio y, en consecuencia, tiene mayor potencial. Para el proyecto, lanzado en junio del año pasado, los fundadores de Correyvuela han captado 750.000 euros, la mitad procedente de incentivos públicos y el resto de business angels locales y un angel fund americano.Ahora se encuentran en pleno proceso de captar la siguiente ronda, de serie A, con un objetivo de entre 2 y 8 millones de euros. "Hemos abierto el proceso con fondos en Berlín, Londres, París, Tel-Aviv y California", explica Prim.

Al margen de la captación de fondos, el otro gran reto es la captación de talento de alto nivel tecnológico. El equipo cuenta con cinco desarrolladores informáticos y un experto de big data. Además, colaboran con el departamento de la UB que gestiona el grado simultáneo de Matemáticas y Física,cuya cátedra lidera el área de Inteligencia Artificial. "Cuesta competir con las grandes empresas tecnológicas, pero hemos podido fichar buenos desarrolladores con salarios asequibles gracias a que es un proyecto innovador y atractivo", asegura Juan Prim.

Según explica, el sector de los chatbots está en plena efervescencia. "Desde que Facebook abrió el Messenger a servicios el año pasado, hay más de 100.000 desarrolladores dedicados al chatbot, aunque solo hay unos 20 proyectos que apuestan por la automatización total.

Por AINTZANE GASTESI / La Vanguardia

Fuente: La Vanguardia

http://www.lavanguardia.com
Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Grupo Eurotex Consolidates its Presence ...

by COFIDES

To this end, COFIDES will provide a joint investment loan of 200,000 e...

Photos Stream