Beka Finance tiene muy claro que en su futuro cercano quiere consolidarse como referente en la financiación alternativa de pequeñas y medianas empresas y ampliar su potencia de fuego en las operaciones de fusiones y adquisiciones. Pero la entrada de la sociedad Antracita en su capital, a través de una ampliación anunciada a finales de 2017 y completada recientemente, ha sumado un nuevo objetivo a esta estrategia: el desembarco de la firma en Portugal.

Tras la ampliación, el capital de Beka Finance queda distribuido entre el 45% que posee GVC Gaesco, el 30% que se queda Antracita y el 25% que mantiene el equipo directivo de la propia entidad. Antracita es una sociedad participada al 66% por accionistas del fondo de capital riesgo Gala y al 33% por el banquero portugués Paulo Santa Marta y contará con dos representantes en el consejo de Beka, Carlos Tejera y el propio Santa Marta.

Santa Marta acumula una larga trayectoria en el sector financiero en la que ha ocupado, entre otros, el cargo de director de fusiones y adquisiciones del banco luso Finantia. Además, fue director de Caja Madrid en Portugal y director de oficinas internacionales de Bankia.

“La participación de Paulo Santa Marta se hace indispensable para meter la cabeza en Portugal. Se trata de un mercado con mucho potencial y menos competencia, porque hay pocos bancos de inversión con sede allí y es difícil trabajarlo desde fuera”, explica Carlos Stilianopoulos, consejero delegado de Beka Finance.

La firma ha cerrado dos operaciones con empresas lusas, coordinadas con entidades locales, y trabaja en el mandato de otras cuatro. “Normalmente cerramos entre 8 y 10 operaciones al año. Esperamos que, con la aportación de Portugal, esta cifra pueda elevarse hasta las doce operaciones anuales”, apunta Stilianopoulos.

Crecimiento

Pero la presencia en el país luso de Beka Finance no se va a limitar a unas cuantas operaciones al año. A medio plazo, y conforme los resultados vayan confirmando el potencial de esta decisión corporativa, la firma planea abrir una oficina en Lisboa. “Portugal es el mercado olvidado tras la crisis financiera. Igual que España se reabrió hace cinco años y la inversión ya fluye, ahora hay una oportunidad de reabrir el mercado luso”, sostiene el consejero delegado de Beka.

Junto con la expansión territorial, Beka también quiere reforzar su plantilla. Según anticipa Stilianopoulos, la compañía está considerando incorporar hasta cinco nuevos empleados con los que expandir sus áreas de asesoramiento en fusiones y adquisiciones y de distribución internacional en las operaciones de mercado de deuda.

Por ANDRÉS STUMPF / Expansión

Fuente: Beka Finance / Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Inkemia pondrá en marcha un fondo de oc...

by InKemia IUCT group

La compañía quiere invertir en 24 empresas españolas en los próxim...

Photos Stream