La entidad invertirá un mínimo de 50 millones en vehículos de 'private equity' y ya ha registrado el BBVA Capital Privado 2016 en la CNMV.

El entorno de bajos tipos de interés impide grandes retornos, pero aún quedan parcelas donde es posible conseguir una rentabilidad más elevada de la inversión. El capital riesgo es una de esas excepciones. Los fondos que toman posiciones en empresas se arriesgan mucho, pero a cambio pueden obtener unos réditos inalcanzables a través de otros activos más seguros.

Esa perspectiva no solo está atrayendo a nuevos inversores hacia el private equity sino que también invita a otros, con experiencia previa, a revalidar la confianza en este sector. Es el caso de BBVA. La entidad, que lanzó en 2006 el BBVA Capital Privado -el primer y único fondo de capital riesgo presente en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)-, refuerza ahora la apuesta por esta industria con un nuevo fondo de fondos que replica algunas de las características de su predecesor, pero con el que también hay importantes diferencias.

La principal es que esta vez no será un vehículo cotizado. BBVA Capital Privado 2016, como ha sido bautizado y registrado ante la CNMV, se ha constituido como un fondo cerrado, según constatan fuentes del banco español. De hecho, los responsables de su gestión se encuentran inmersos en una ronda de contactos con posibles interesados en participar en este instrumento a los que se les está explicando cuáles son las características y la estrategia a seguir. En ningún caso las aportaciones serán inferiores a 100.000 euros.

El propósito es que el BBVA Capital Privado 2016 disponga de «un capital mínimo de 50 millones de euros», dicen los portavoces de la entidad, con los que se adquirirán participaciones en vehículos de capital riesgo primarios «de buy out y capital expansión», cuya actividad consiste en entrar en el accionariado de las empresas, generar valor dentro de las compañías y vender esa posición pasados unos años. La intención del nuevo fondo de fondos de BBVA es engrosar la cartera con «entre ocho y diez fondos», añaden desde el banco.

Enfoque

Respecto a la filosofía de inversión, las bases ya están puestas y son nítidas: la diversificación por gestoras, sectores y países (Europa ocupa el foco pero no se descartan otras geografías) guiará los pasos en busca de un portfolio equilibrado. Además, tres criterios servirán para seleccionar qué fondos respaldar. Se trata de la experiencia previa de las gestoras, la trayectoria de los fondos (track record) y la alineación de intereses de los gestores y los inversores, explican desde la entidad.

¿Cuándo se dará el pistoletazo de salida a las inversiones? Desde BBVA no especifican una fecha prevista, pero todo apunta a que esa fase comenzará a partir del último trimestre del año, ya que «las llamadas de capital se realizarán en los meses de octubre y noviembre», apuntan.

La versión anterior del fondo de fondos de capital riesgo de BBVA ha adquirido compromisos de inversión en hasta 11 vehículos de private equity -de los que solo uno se ha liquidado-, por un valor total de 141,4 millones de euros. De este importe, a 31 de diciembre 2015 se habían desembolsado 128,9 millones, según consta en el último informe trimestral de actividad. Entre las gestoras que han recibido esa inyección, se encuentran algunos de los pesos pesados de la industria global, como Carlyle, Apax o CVC, y también varios de los principales operadores españoles, como Proa o Miura.

Por Mamen Ponce de León / Expansión

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Grupo Eurotex Consolidates its Presence ...

by COFIDES

To this end, COFIDES will provide a joint investment loan of 200,000 e...

Photos Stream