¿Por qué hay inversores que tienen éxito en todas sus apuestas y otros se estrellan? La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Un inversor o un fondo de capital riesgo tiene que evaluar muchos factores antes de depositar su dinero en un proyecto, e incluso así nada garantiza el éxito al 100%. La suerte aparece entonces como el factor determinante.
Ahora bien, Voltarie decía que “la suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran”. Para estar preparados, en el caso de las inversiones, es imprescindible tener claros diferentes principios. Uno de los inversores españoles más conocidos en el sector de las start up, Luis Martín Cabiedes, detalló, durante una conferencia en la UPF Barcelona School of Management, tres atributos que hacen atractivo un proyecto:

- Ser viable: debe tener definido y segmentado su mercado objetivo, si puede ser poniendo nombre y apellidos a sus principales clientes. Asimismo, debe contar con cierta ventaja u oportunidad competitiva.

- Ser factible: tiene que existir un equipo humano diverso y equilibrado que sea capaz de desarrollar el proyecto, con figuras como el técnico, el empresario, el financiero y el comercial. Hay que saber determinar por qué ahora es el momento y el calendario a seguir una vez hecho el lanzamiento.

- Ser invertible: aquí entra en escena el inversor, que medirá la capacidad de retorno del proyecto. El inversor suele buscar una rentabilidad “escalable”, lo que significa que quiere multiplicar su desembolso por 10. Además, esto se tiene que traducir en dinero de caja.

“El objetivo de un inversor no es la inversión, sino la desinversión. Es decir, poder recuperar el dinero”, sostuvo Matín Cabiedes ante un centenar de alumnos y emprendedores, organizada por la Unidad de Innovación UPF Business Shuttle y la UPF Barcelona School of Management y el UPF-IDEC.

A pesar de su receta, el inversor recalca que “no hay fórmula mágica” y lo que hace un inversor es buscar rentabilidades altas para compensar el porcentaje de fracaso, que es aproximadamente el 80% de los casos.

Martin Cabiedes empezó a invertir en empresas incipientes, las actuales start up, en el año 1998. Desde 2010 dirige su propia sociedad de capital riesgo –“Cabiedes& Partners”– y en los años recientes ha invertido en más de 40 empresas como Privalia, Trovit y Blablacar.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Más de 50 emprendedores se citan en la ...

by Nuclio Venture Builder

Nuclio ya ha celebrado seis ediciones de su ejercicio de recursos huma...

Photos Stream