Por Elena Arrieta / Expansión

“Ganar dinero con un negocio haciendo algo positivo por la sociedad no sólo es algo lícito, sino beneficioso para todos. El éxito empresarial, siempre que se actúe dentro de unos límites éticos, ayuda a generar empleo y riqueza. Por eso queremos ayudar a que un mayor número de emprendedores en España se conviertan en empresarios, y creen productos y servicios que ayuden a construir un mundo mejor y a reducir el desempleo en el país. Lo llamamos “beneficio con un propósito” y estamos convencidos de que, a largo plazo, es el único verdaderamente sostenible”. Son las palabras de Firoz Ladak, máximo responsable de las diez fundaciones que penden del imperio familiar Edmond de Rothschild.

El grupo suizo es un histórico a prueba de crisis. Dedicado desde hace más de 250 años a gestionar el patrimonio de familias e instituciones, en la actualidad emplea a 2.800 personas en 30 países de todo el mundo y, a través de sus fundaciones, destina millones de euros cada año a proyectos artísticos, educativos, sanitarios y, ahora también, emprendimiento social. “Qué entendemos por una start up de impacto social? Pues toda aquella compañía, con o sin ánimo de lucro, que aporte algo positivo a la sociedad”, resume Ladak, en declaraciones en exclusiva a EXPANSIÓN.

‘Know how’ y contactos

Tras varias experiencias en países como Francia, Sudáfrica e India, Edmond de Rothschild Foundations ha arrancado en España un programa de apoyo a los emprendedores sociales que han bautizado como Crece 2014 y que fue presentado oficialmente la semana pasada en Madrid. Lo hace con la colaboración con UnLtd Spain, que aporta la metodología de acompañamiento profesional que marcará la relación entre el grupo familiar y sus apadrinadas.

Cinco start up españolas, muy distintas entre sí, han sido las seleccionadas en esta primera edición, en la que la firma suiza aportará fundamentalmente asesoramiento y acceso a su extensa red de contactos y potenciales inversores. Ictuscare es una app móvil para ayudar a la integración de quienes han sufrido un ictus y sus familiares; Handiway es una plataforma de cupones y ofertas para personas con algún tipo de diversidad funcional; Mensos es una empresa de mensajería urgente que se vale de bicicletas para hacer las entregas; Mimökki es una tienda online que vende moda y diseños para personas que padecen alguna afección o alergia; y Smileat es una nueva marca de alimentación infantil ecológica.

“Queremos ayudar a esos jóvenes proyectos a alcanzar un cierto tamaño y madurez. Podemos aportarles nuestra experiencia en cuestiones financieras, precisamente una de las patas en las que los emprendedores más suelen flaquear. Ellos son magníficos innovadores, saben crear productos y servicios sorprendentes, y creemos que podemos ayudarles en tareas como la elaboración del plan de negocio, la búsqueda de inversores y la negociación en una ronda de financiación”, asegura la baronesa Ariane de Rothschild, esposa de Benjamín de Rothschild.

Algo en común: un sueño

“Hay muchísimo talento ahí fuera, grandes ideas que verdaderamente podrían cambiar el mundo. Se avecina una gran revolución, mayor incluso que la industrial. Nadie sabe a ciencia cierta cómo será el futuro, pero estamos convencidos de que vendrá de la mano de compañías de nueva creación, que por sí mismas no tienen las herramientas y recursos necesarios para marcar las reglas del juego”, sostiene la baronesa.

“Hay algo que distingue a todos los emprendedores que hemos seleccionado: son soñadores”, agrega Antonio Salgado, consejero delegado de Edmond de Rothschild en España. “Pusimos en marcha el programa pensando exclusivamente en lo que nosotros podríamos aportar a las start up, y nos hemos encontrado con que éstas tienen mucho que enseñarnos a nosotros también. Son la prueba palpable de que innovar es posible, y de que se pueden crear negocios viables que tengan una vocación social”, insiste este ejecutivo.

Ladak, la baronesa de Rothschild y Salgado son la cara visible de este nuevo programa filantrópico que representa, según afirman, “un paso adelante en el compromiso del grupo por España. Creemos que es el lugar y el momento adecuados para un programa como éste. El lugar, porque España es una economía formada fundamentalmente por pequeñas empresas, algunas de ellas con una importante proyección social y empresarial. Y el momento, porque existe en el país un movimiento relevante en torno al emprendimiento social, con el que queremos contribuir”, comenta Ladak.

Próximos planes

El programa Crece 2014 es la primera experiencia de emprendimiento social de esta rama de los Rothschild en España, pero no será la última. “En este primer proyecto piloto, seleccionamos a cinco compañías de entre 170 candidatos, y el interés entre nuestros clientes y partners ha sido sorprendente. Tenemos un equipo en Madrid pero estamos ya pensando en ampliarlo a Barcelona y Andalucía, y hacer de Crece una iniciativa a nivel nacional”, adelanta Ladak.

Los proyectos seleccionados
Edmond de Rothschild Foundations ha cerrado la selección de las cinco primeras ‘start up’ españolas que recibirán el ‘expertise’ del grupo. Recibió más de 170 candidaturas al programa ‘Crece 2014’, del que se preseleccionaron una treintena.

1. Ictuscare ha desarrollado una ‘app’ móvil que permite ayudar a las familias de quienes han sufrido un ictus a integrarse en el proceso de adaptación y recuperación.

2. Handiway ofrece promociones, descuentos y cupones para experiencias de turismo, ocio y deporte, dirigidos a personas con diversidad funcional. Garantiza así el derecho al turismo, al ocio y al deporte, como actividades básicas y necesarias para el desarrollo integral de estos colectivos.

3.Mensos es una empresa de mensajería urgente en bicicleta. El proyecto busca posicionarse como agente solucionador, facilitador para el cliente y enlace entre las empresas y el consumidor final. Su objetivo es lograr que la logística en la ciudad, más allá de ser un problema, sea el principio de la solución al trafico y la contaminación.

4. Mimökki es una tienda online que impulsa el cuidado de la salud desde la moda y el diseño. Su objetivo es ayudar a personas con alergias, diabetes u otro tipo de afecciones con accesorios más acordes a su personalidad para normalizar su situación y que su día a día sea más agradable.

5. Smileat es una marca española de alimentación infantil 100% ecológica. Elabora y comercializa potitos de frutas, verduras, carne y pescado, proveniente de la agricultura y ganadería ecológica española.

Subscribe to Directory
Write an Article

Highlight

3i closes second European CLO, Harvest V...

by 3i Group

3i Group plc (“3i” or “3i Group”), an international investor, ...

Conector abre tres nuevas convocatorias ...

by Conector Startup Accelerator

Conector Startup Accelerator, la aceleradora de startups especializada...

Photos Stream